El nacimiento de una Milicia

viernes, febrero 10, 2006


Le Nozze di Figaro

Canal 22 transmitirá mañana sábado en su espacio escenarios (3:30pm) la ópera bufa "Las bodas de Figaro" de Wolfgang Amadeus Mozart. Con eso de los 250 años de Mozart te lo ponen hasta en la sopa, o en el concierto de años nuevo de la Filarmónica de Viena, que se supone debe de ser para Strauss y compositores de música ligera...

Bueno, pues para que no digan que aquí solo se acostumbra lanzar insultos y amenazas, hoy vamos a hablar de Le Nozze di Figaro, además me trae recuerdos de cuando interprete alguna vez, a, ejem, cof, cof, Susana... sin comentarios. Así ya no tendrán que ver los comentarios del mariconazo salido del Segio Vela. (¿Qué? usar faldas no es de maricones, qué no vieron el Caballero de la rosa)

Ya, olvidemos tan penoso incidente. Las bodas de Figaro está basada en la controvertida obra del mismo nombre del autor frances Pierre-Augustin Caron de Beaumarchais, cuya puesta en escena no pudo verse realizada hasta 1784, es decir, seis años después de haber sido terminada,. Sí, estaba prohibida, lo que pasa es que el fondo de la obra es hacer apología a la igualdad y todo eso, y pues a Luis XVI no le gustaba todo ese rollo, ¿alguna vez han visto pinturas suyas? , se vestía como un invertido, ahí lo tienen, es la prueba irrefutable de que los homosexuales están contra de las artes y todo eso.

El caso de todo esto es que un día Mozart y un tal Lorenzo Da Ponte tienen la idea de poner en escena tan controvertida obra, más bien es Da ponte el de la idea. Emmanuele Conegliano, nombre verdadero de Lorenza Da Ponte, era un veneciano de cierta fama que ya había trabajado con anterioridad con Vivaldi, Hasse, Gluck, otro par de tipos de los que nadie se acuerda, y seguro que con algunos más, era muy buen libretista. Conoció a Mozart en el palacio del barón von Plankenstern y de inmediato le propuso llevar acabo dicha empresa. Mozart que no era muy machin (también se vestía como marica) no acepto en un principio por miedo a la represion de su majetad el emperador José II.

José II, hijo de la emperatriz María Teresa, la lesbiana, (¿qué se podía esperar de él?), en efecto no aceptó en un principio, que casualidad que todos los gays son tiranos, terminó por dar su aprobación por fin después de ser persuadido por Da Ponte (le habrá hecho algún favor?), no, ningún favor, lo que pasa es que ya llevaba la partitura de Mozart con él, así se la pudo mostrar al emperador, aunque este no quería, pues además de incomodarle la obra, no le gustaban las óperas de Mozart, Mozart entonces no había hecho nada muy bueno, quiza La flauta magica (¿les gusta?, a mí no mucho). Ya, el caso es que el emperador cedio con la condición de meterle tijera al guión .

Bueno, pero por qué estaba tan preocupado José II?. Para esto ya me salté aquello de que la obra de Caron es la continuación de su otra controvetida obra "El barbero de Sevilla", obra que ya había sido adaptada al mundo de la ópera y había ganado mucha popularidad entre el público vienés. (Mozart toma varias melodías de aquella ópera para darle un poco de continuidad a la suya, ¿qué ladrón no?).

La noche de Figaro trata sobre los excesos de los nobles, de los señores llendo más alla de su poder, abusando del hombre común, que para aquellas épocas ya comenzaba a cansarse de tantos abusos, ¿por qué los nobles tienen poder sobre nosotros?, ¿qué los hace diferentes de nosotros?, era el espiritu de la época, ya afloraban aires revolucionarios.

Da Ponte resuelve esto haciendo algunos cambios, así, en vez de llamar a los hombres bobos a tomar conciencia de su igualdad, da un discurso sobre las mujeres y todo eso, (bueno, como si ustedes supieran algo de mujeres, si parece que todos los que entran a este blog es una chusma de maricas). Mozart también se ve ingenioso, y así, los condes están representados por melodías anticuadas, solemnes, mientres que Figaro y Susuana por una música más novedosa, más popular, el espiritu de nuevos tiempos, el hombre común es el futuro.

Y pues como ya me aburri de tanto blah, blah, vayamos al grano, la ópera fue estrenada el 1 de mayo, después de haber sido retrasada varios meses por los ajustes de los censores, recibió varias criticas en su primera representación desfavorables, no así en la segunda, y pues, todos fueron muy felices, Da Ponte participó con Mozart en otras dos óperas, Don Gionvanni fue una de ella, y el resto es historia.
-----

Ahora les voy a contar un poquito de la obra, la acción se desarolla en Sevilla, en el palacio de su excelencia, el conde de Almaviva. Figaro, criado del conde, está apunto de casarse con la bella Susana (uy, si el papel me quedaba rebien), dama de la condesa. En su felicidad, Figaro comentá a Susana su agradecimiento al conde por tan buena habitación, tan cerca de la de su señor, Susana le hace notar que lo que realmente sucede es que el conde le trae ganas (a ella, no vayan a pensar que su excelencia era gay), Figaro molestó se propone tomar control de la situación, observen como Figaro, el criado, no sólo cuestiona sino que pretende enfrentarse al noble. Bueno, salen ambos de escena y entraran el Doctor Bartolo y Marcellina, rival de amores de Susuana, Marcellina pide ayuda al Doctor para hacer valido un contrato, por un dinero que le prestó a Figaro, por el cual el criado se compromete a casarse con ella, él, que odia a Figaro, pues ayudó al conde a raptar a cierta muchacha que hoy es la mismisima condesa, se compromete a ayudarla, sí, y luego la condesa trama un plan para sorprender al conde y toda la cosa, pero ya me cansé de narrar, así que veanla, mañana por canal 22 a las 3:30 pm, o comprenla en su versión apocrifa en eje lazaro.

5 Comments:

Publicar un comentario

<< Home