El nacimiento de una Milicia

miércoles, febrero 08, 2006

Los últimos días del VI Ejército alemán

El hermoso destello multicolor de miles de bengalas y balas trazadoras dotó por un instante de un solemne resplandor al infinito firmamento de las tierras rusas, son los brillantes fuegos artificiales que saludan de improviso por todo el frente a las navidades. Abajo, el color azulado de la luna reverbera entre las estériles nieves de la estepa, gruesas capas de un blancor intenso se alzan sobre una densa maraña de cadáveres y escombros, soldados y civiles, alemanes y rusos, descansan tranquilos en medio de la fugaz algarabía del momento.

Ha pasado poco más de un mes desde que el Ejército Rojo cercara, en tan sólo 96 horas, al desprevenido VI Ejército Alemán, ahora, en la noche buena de 1942, atrapados en aquel Kessel entorno a la ciudad rusa de Stalingrado, el VI Ejército alemán languidece en la misma ciudad en la que alguna vez José Stalin derrotara a las tropas Mencheviques.

En los bunkers alemanes se interpretan alegres melodías de paz <<O Tannenbaum, o tannenbaum, wie tren sind define blaeter...>>, junto a los recuerdos de la familia, el hogar, los regalos y el árbol, son el único consuelo para aquellos desgraciados. Aquel espíritu navideño consolador ha llevado a los soldados a ingeniosas soluciones, centenares de fierros retorcidos provisto de algodón y estrellas de papel se han convertido en improvisados "árboles de navidad". En un garage cercano a la fábrica Octubre Rojo, incluso se ha tallado un hermoso árbol de navidad en madera. En ese mismo garage, el capitán de la Wehrmacht Gerhard Meunch, con puesto de mando en la fábrica Octubre Rojo, convida a sus soldados cigarrillos, vino, té con ron, pan y trozos carne de caballo. Aprovecha también el momento para recordar a sus hombres la importancia de la batalla y los deberes del soldado, no hace mucho que el capitán ha enfrentado un motín. Por ahora, su palabras hacen mella en el corazón de los infantes, y tras el emotivo discurso, se unen todos a cantar, entre lagrimas, <<Stille Nacht>>.

Azotado por una fuerte ventisca, en el Kessel de Stalingrado reina una inquietante calma. Karl Binder, oficial de intendencia, escribe descorazonado a su esposa:

Navidades de 1942

...Durante las pasadas semanas todos nosotros hemos empezado a pensar en el fin de todas las cosas. La insignificancia de la vida de cada día palidece ante esto y nunca hemos estado más agradecidos a las creencias de Navidad que en esas horas de penuria. En lo más profundo del corazón de cada uno vive la idea de la navidad . Es una fiesta de amor de piedad y de salvación por la humanidad. Aquí no tenemos nada más que la fe en la navidad. Así debe de ser y esto nos ayudará en estos penosos momentos... Por muy duro que pueda ser, haremos todo lo posible por dominar nuestro destino y tratar con todas nuestras fuerzas de vencer a la subhumanidad que nos ataca salvajemente. Nada podrá conmover nuestra creencia en la victoria, porque debemos vencer si queremos que Alemania viva..

No he recibido cartas tuyas desde hace algún tiempo... Aquí existe un terrible anhelo de algunas palabras cariñosas desde el hogar en estas navidades, pero también hay actualmente cosas más importantes. Lo principal es que tú y los niños estén bien. No te preocupes por mí, ya nada puede sucederme. Hoy he quedado en paz con Dios...

Todo mi amor para tí junto con miles de besos. Te amo hasta mi último aliento.

Tuyo,

Karl
Besos afectuosos para los niños. Sean buenos chicos acuerdense de su padre...


Binder ha tenido un encuentro con los más desdichados de los caídos, los insepulto, alguna vez gallardos soldados, la valía de sus congelados despojos se ha reducido a meras señales de transito, yacen en todas las posiciones, y junto a millares de esqueletos equinos descarnados hasta el último bocado por las hambrientas tropas, ofrecen el más triste de los espectáculos.

La desesperanza ha hecho blanco también en otros miembros del cuerpo de oficiales. De vuelta a la fábrica Octubre Rojo, el capitán Gerhard Meunch bebe con algunos camaradas. Uno de ellos, un capitán de cuarenta y tantos años, en un ataque de furia saca su pistola y grita:

-Disparemos los unos contra los otros. Todo esto carece de sentido. Ninguno de nosotros saldrá nunca que aquí.

Meunch, trata de calmar a su amigo, mas no logra más que entablar una conversación sobre la ventajas del Suicidio.

La situación del cercado VI Ejército se ha deteriorado con rapidez, incapaz de proveer la cantidad suficiente de provisiones, la Luftwaffe observa impotente los fracasos de su precipitado puente aéreo, Goering ha faltado a su promesa.

Al amanecer de aquel 24 de diciembre de 1942, el general Martin Fiebig, desde su torre de control en el gran aeropuerto alemán de Tatsínkaia, observó horrorizado los estragos de los obuses enemigos. Fiebig, quien junto con el también general de la Luftwaffe Freiherr von Richthofen había rogado al Führer permiso para desplazar sus aviones de transporte, comprobaba ahora, mientras estallaban sus Ju-52, el gran error del Führer.

A las 6:15 de la mañana, a menos de una hora de haber iniciado el ataque, Fiebig volaba ya hacia Rostov, había ordenado a sus Ju-52 abandonar el lugar, no todos lo lograrían. Aquel día sólo pudieron ser salvados 124 aparatos, 56 de ellos fueron destruidos. El 24° Cuerpo Blindado soviético, responsable del ataque, apesar de estar escaso de municiones y combustible, había logrado estrechar aún más la agonía del VI Ejército. El puente aéreo de la Luftwaffe, insuficiente desde un principio, recibía ahora un duro golpe. La última esperanza del VI Ejército pendia de un hilo.

continuara algún dia...

Mi Bibliografía principal para este post y los que sigan sobre la batalla de Stalingrado es:

- La Batalla por Stalingrado, de William Craig, editorial Planeta.
-Stalingrado el cerco infernal, de Stephen Walsh, editorial Diana.

10 Comments:

  • Fleder

    Gracias por la visita y el comentario.

    Ten cuidado con andar visitando muchos blogs y dejando nada más comentarios para que visiten tu blog, ya que eso también es considerado como spam.

    Salu2

    By Anonymous Netwalker, at 11:54 p. m.  

  • ¿Quién te dejo vestido en una banca de un parque? ¿De quién te quieres vengar con todo esto?

    By Anonymous Anónimo, at 11:23 a. m.  

  • Por favor, evita que recurra al ban. Puedes visitar mi blog, leerlo y dejar comentarios, pero no es ningún espacio para que te publicites.
    Además, la mejor táctica es dejar un comentario honesto, interesante... así es como enganchas a la gente para que te visite. No eres mal escritor.

    Saludos.

    By Blogger Ikaro, at 12:14 p. m.  

  • Mira solemne CABRON!!!
    DEJA DE ESTAR DEJANDO TUS MIERDAS DE SPAN EN LOS BUENOS BLOGS.
    ....DE ESCRITOR NO TIENES NI LA E.
    ANDA QUE TE COJA UN BURRO, A VER SI MITIGAS TUS ANSIAS DE PUBLICIDAD.

    By Anonymous SOCRATES, at 1:11 p. m.  

  • Ikaro, escritor de qué?, esto no es un cuento, es pura verdad, así pasó, todos las personas y situaciones descritas son verdaderas.

    Die Fledermaus

    By Anonymous Anónimo, at 1:17 p. m.  

  • efectivamente, no eres escritor, te dedicas a repetir como perico información que ni siquiera has asimilado y mucho menos entendido.

    Este es el típico blog hecho por alguien sin creatividad. Lo peor del caso es que haya gente como el imbecil del tal Papalachasama o quién sabe qué, que caiga en sus juegos y diga frases tan brillantes como las siguientes

    "muy bien escrito y sobre todo con mucho coco y corazón"
    (él es un crítico calificado e incuestionable, su talento y popularidad lo respaldan)

    "No estoy TAN de acuerdo contigo en todo, sería muy hipócrita de mi parte unirme a tu milicia cuando yo mismo tengo amigas lesbianas y las he apoyado en su causa (de ser aceptadas"

    (Oh, es un tipo tan abierto, casi un santo! se ha atrevido a convivir con lesbianas pecadoras, seguro permitiría que lavaran sus pies. Gran hombre, profeta)

    Pero no es todo, el hombre continúa con su genialidad:

    "Una cosa es la tolerancia, pero esto no debe malentenderse con el fomentar algo. Toleramos a los enfermos de SIDA, pero no fomentamos el que haya más... de igual manera la homosexualidad"

    (tanta razón, todos los putos deberían numerarse y encerrarse para evitar su multiplicación, porque seguramente este tarado cree que acostandose con niñas como fantasea en su blog, no se le va a pegar nada, porque el sida es castigo para los putos y no para los gordos asquerosos(pero muy machos) como él)


    pero qué se le puede pedir, si su blog es igual a este, una repetidora de información nerd y sumario de una vida patética frente a la computadora



    mejor casense

    By Anonymous yo soy el que yo soy, at 1:36 p. m.  

  • Oye, no está repetido, si te fijas lo que escribi lo puedes encontrar en varios libros, pero no es una copia tal cual, es un resumen, sí, de varios libros escritos por historiadores profesionales, y uno que otro testigo, que investigaron y entrevistaron testigos, vieron archivos, etc...

    By Anonymous Anónimo, at 1:46 p. m.  

  • Amigo. Debes tener cuidado con tus pensamientos nacionalistas.

    La homosexualidad no esta considerada una enfermedad ni por la iglesia católica. Se da en algunos casos de forma natural. Podrías consultar el catecismo de la iglesia católica para informarte un poco.
    La iglesia condena las práticas homosexuales pero no la homosexualidad sino una homosexualdiad, para la institución ellos estan: "llamados a la castidad".

    Si lo notas tu pensamiento es mucho más radical, y homofóbico que una institución tan conservadora con la iglesia. De verdad ten cuidado si quieres cambiar las cosas se debe hacer a través del diálogo no creando milicias.

    No te dejo mi nombre por que Spameas, también ten cuidado con eso.

    Bye

    By Anonymous Anónimo, at 1:54 p. m.  

  • Definitivamente la desolación y el dolor que deja en una sociedad los estragos de las guerras son espantosos. Por desgracia, son olvidables.

    Tendemos a dar por garantizado lo que tenemos: la democracia, la libertad... la vida en sí misma. Y no es hasta que vivimos cosas tan horribles que realmente comprendemos el valor real de las cosas.

    Definitivamente es importante que aprendamos de los errores que ha cometido la humanidad en el pasado, y es por ello que la libre expresión de ideas es algo que debemos defender. También es importante comprender que la tolerancia es parte fundamental para que una sociedad "mixta" y llena de diferencias raciales y étnicas pueda funcionar y vivir en armonía.

    El derecho de los homosexuales por expresarse como son es igual que el derecho que tienes tú en expresarte en contra de ellos. Por eso ambos deben tener derecho equitativo para, que en forma racional, cada quien "intente convencer" con razonamientos lógicos su postura a la demás sociedad. Ahora veo que la "etiqueta" de nazi-homofóbico no te la van a quitar en un rato.

    ¡Quién los entiende!, ¿no que querían historias nazi?... nada más que no esperaban leer historias nazi "de ese estilo" (casi siempre esperamos "verlos" como los malos).

    ...
    ...

    Yo sé que estoy muy mal, pero mientras leía tu texto me vinieron a la mente escenas de la pelicula "Enemy at the Gates" y hasta me sentí en Medal of Honor 2 plomeandome contra los alemanes. (claro que ambos: película y juego, son ficción)

    De ninguna manera me proclamo a favor de la guerra y la violencia, pero por supuesto que veo películas violentas y me encantan los juegos sangrientos.

    By Anonymous papachasama, at 4:50 p. m.  

  • ¿Que puta entre sus podres chorrearía
    por entre incordios, chancros y bubones
    a este hijo de múltiples cabrones
    que no supo qué nombre se pondría?

    By Anonymous Anónimo, at 3:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home