El nacimiento de una Milicia

domingo, marzo 05, 2006

El Murciélago contra la "Asociación de madres lesbianas, bisexuales, ecologistas, soviéticas incomprendidas, y no tanto, de la Ciudad de México"

Tengo preparada una de esas entradas sin sentido donde les cuento mi gran aventura del sábado antepasado, está un poco larga y llena de detalles bochornosos, y como la verdad no tengo nada de ganas de calarme a insultos con los mismos maricones de siempre, pues mejor la publico el próximo año bisiesto chino. Y nada, que tengo muy poco que contar, pero últimamente cuento tan poco por aquí..

Así que para no dejar esto tan abandonado les voy a contar lo que hice el día de ayer, no es algo muy interesante, pero igual va a saciar el morbo de muchos especuladores de mi vida privada, aja, para que luego no se imaginen cosas raras.

A ver que hice ayer, así claro, ayer también me metí en problemas por andar manifestando recalcitrantemente mi opinión sobre las lesbianas, aunque eso viene luego. Eran como las nueve y veinte de la mañana, hacía ya un rato que la sonería del reloj Eluxa me había anunciado el cuarto, yo estaba medio perdido en la cama, pensando en no sé que tontería, bueno en realidad sí sé, pero ni crean que se los voy a contar. Tenía planeado levantarme como a las diez, pero en eso que suena el timbre, ¡chin!, tan temprano en sábado, han de ser los evangelistas, o vaya a saber que nombre usan ahora.

Voy a la puerta y malhumorado gritó.
-¿Quién?

-Mensajería

-¿es acaso un importante mensaje de Dios?

-Claro, hasta Dios usa Estafeta. Paquete para el señor Die Fledermaus

-Ya voy- Un paquete para mí, que bueno, pero ¿qué es?.

Y nada que fuerá para mí, era para mi homónimo y ni siquiera se digno en bajar por él. Ya parado, pues qué hago?. Me pusé a navegar en internet, anduve por el blog, luego por algunas páginas de por ahí, platiqué por msn con los camaradas, con algunos conocidos y con uno que otro odiador, ahora soy tan popular. Y en eso estaba, cuando me meto a la página de Mixup para checar si ya tenían el concierto de año nuevo 2006, y sí, que felicidad, Mariss Janson en su debut al frente de la Filarmónica de Viena en año nuevo, uy, recuerdo que en año nuevo ni dormi por verlo, bueno, por eso y porque andaba medio asustado porque se iba a quedar una mujer en mi cuarto, y pues como que yo soy muy descente como para aceptar eso, igual en el 2005 hice lo mismo y ni había invitados..., ya es vicio, no busquemos culpables.

Pasaron un montón de cosas intrascendentes después, hasta que me tienen ahí en un mixup del centro preguntandole a un vendedor.

-¿Tienes el concierto de años nuevo 2006?

-¿De quién?

-De la filarmónica de Viena (¿pues qué hay otro?, no sí hay muchos, no se vayan con la finta, que yo el otro día compré el de la filarmónica de Berlín del 85 y ni enterado)

-No

-Podrías buscarlo en la computadora por favor

-No está en inventario

Y pues nada, ya salía todo desanimado cuando le echó un último ojo a ver que cosa buena encuentro, y lo encuentro de milagro detrás de un montón de dvd´s que ni al caso, ¡miserables!, pero no fuera una de esas porquerías de maricas drogados porque si estaría en todos los estantes, es que eso es lo que pasa cuando no se está al pendiente de los gustos de los jóvenes, debería la tienda de tener presente que Johann Strauss es el artista favorito de la juventud, pero que van a saber ellos. Eso me recuerda que el vecino tiene su banda de góticos o no sé que cosa sean, lo que sí es que son demasiado molestos, talvez deberíamos de ir un día el revólver y yo a tener una sana platica con ellos.

Hasta aquí está todo super trivial, que vergüenza que el blog se haya convertido en esto. Pero no, aquí viene la parte divertida, la parte en la que me peleo con la "Asociación de madres lesbianas, bisexuales, ecologistas, soviéticas incomprendidas, y no tanto, de la Ciudad de México". Es que mis deseos de protagonismo son tan grandes que tengo que buscarme cada vez enemigos más bizarros con tal de echar el pleito. Volvamos al tema, salía ya del Mixup con mi dvd con el señor Mariss Jansons en la portada muy feliz, y pues, ¿cómo que no me iba a dar una vuelta por el Zocalo?, después de todo hacía ya una semana que no iba, en relidad un poco menos, la última vez había sido cuando me jalé para la marcha de Lopéz Obrador. Así que ahí me tienen, primero me fui a dar una vuelta por las joyerías, vi los relojes, me acordé en ese momento que quería ir a ver las estilográficas Mont Blanc a la papalería Miguel Angel, pero como ya andaba por el Zocalo, pues cómo creen que me iba a regresar para allá. Luego ya me voy metiendo a la plancha y veo todo el festival ese en apoyo a la mujer, o quién sabe que era. El chiste es que ya iba de salida cuando veo una carpa con la bandera del arcoiris, y lógicamente que me lancé a todo velocidad a checar que era, no había maricones varones, así que me desanimo un poco la idea de no darme una buena paliza, en cambio si había unas cuantas señoras y señoritas machorronas.

Así que pasó y les grito: "busquense un novio". Y me gritan "callate cerdo". Uy, entonces me acerco bien decidido, nos hacemos de palabras, les tiro de un empujón los folletos, me cruza la cara una bofetada de una muchachita que debo admitir no estaba para nada de mal ver, me comienzan a insultar, y nada, que llega los policías, se arma la buena, en un momento se hace la bola.

Yo comienzo a gritar mis frases de toda la vida contra la homosexualidad, algunos me siguen así sin razón, y nada, que de la misma manera que se arma el lio se termina, me escabullo y me vengo con un bonito recuerdo. Como que ahora mejor voy a molestar a las lesbianas, es más fácil ponerse con mujeres, aunque tendría que dejar de vestirme de mujer, ¡y eso no puede ser!.

Y qué otra cosa interesante pasó?, a sí, me nació así de pronto, de manera espontanea y sin ninguna presión por parte de los camaradas, poner un retrato de Johann Strauss en mi mesita de noche, ya tengo uno en mi librero y en mi escritorio, pero ahora además voy a tener el privilegio de poder ver a Johann Strauss cada vez que me voy a dormir, la verdad es que antes tenía el retrato de cierta señorita cruel de la que no quiero acordarme, pero es grandioso este nuevo programa de las Milicias de Johann Strauss para incrementar la devoción entre sus miembros. La cosa es así, una debe dejar a sus amigos y parejas sentimentales, y sustituir sus fotos y todo eso por imagenes de Johann Strauss, como para poner hierro en el guante. Nunca había estado más cómodo, ser parte de una organización me hace sentir muy aceptado e importante, deberían unirse.
-----
Posdata, si alguno de ustedes se pregunto porque no he posteado, pues sí, es que yo casi nunca les platico nada de mi vida, pero pasaron algunas cosas que me mantuvieron fuera del pc, bueno, no fuera, más bien sin muchas ganas de venir por aquí. No es que me haya aburrido del blog, son otras cosas más personales, pero nada, que espero que retomemos la buena marcha de esto y todo eso. Por cierto, vieron la gran aventura rusa de Schani Strass el jueves?, ya hasta ni puse nada de anuncios a la "dinastía Strauss", el próximo jueves si lo hago, prometido.
Saludos, si tienen algo que decirme haganlo por los comentarios, mi msn ya no jala.

21 Comments:

Publicar un comentario

<< Home