El nacimiento de una Milicia

martes, marzo 07, 2006

Primera gran campaña nacional de repudio a la Homosexualidad

Corre la voz, Milicias Johann Strauss está promoviendo una magna muestra colectiva de repudio a la homosexualidad y a la tolerancia represora. El próximo 21 de marzo, casi una semana después del concierto de la filarmónica de Viena, podrás manifestar tu opinión portando un listón de color café entre tus ropas. Además se planea una marcha, carteles, discursos. Así que estate al pendiente, avisa a tus amigos por correo y comienza a hacer spam en otros sitios, porque todo el mundo debe saber que este 21 de marzo la ciudadanía manifestará su desprecio infinito al mundo gay.
Ayudanos, participa activamente en este acontecimiento histórico, invita a tus amigos y todos juntos cambiemos el futuro homo apocalíptico, por una victoria apoteótica de las Milicias y de Johann Strauss

232 Comments:

  • Wow cielos bienvenido a internet creo que vas a encajar perfectamente

    By Anonymous Don Boncho, at 10:06 p. m.  

  • Por cierto estaré ahi en primera fila de su milicia para ir contra esos malditos gays.

    Usaré las pantaletas de mi prima, por cierto, eso como que me hace sentir más macho.

    By Anonymous Don Boncho, at 10:08 p. m.  

  • ¡Bandera de México!
    Legado de nuestros héroes,
    Símbolo de la unidad
    de nuestros padres
    y de nuestros hermanos,
    te prometemos ser siempre fieles
    a los principios de libertad y justicia
    que hacen de nuestra Patria,
    la nación independiente,
    humana y generosa,
    a la que entregamos
    nuestra existencia.

    By Anonymous Soberano Galaktor, at 10:12 p. m.  

  • ah? esto es internet? Pero yo estaba en una cita...:(

    By Anonymous Anónimo, at 10:13 p. m.  

  • ash que página tan fea, yo digo que no sean jotos y me den unos besotes

    By Anonymous Libertad, at 10:15 p. m.  

  • Es gay si veo un pene en el baño del gimnasio?

    ...

    Y si lo chupo?

    By Anonymous Gym boy, at 10:19 p. m.  

  • jijijijiji, elamodeluniverso dijo "El chile de Pinochet"

    By Anonymous dexter, at 10:20 p. m.  

  • Ayyyyy me moje en las pantaletas, así me gustan rudotes para que me hagan sentir mujer. Chiquito ven con tu mami!!!!!!!

    By Anonymous Francis la reyna., at 10:22 p. m.  

  • Es gay si un amigo me da una palmada en el trasero cuando meto un gol?

    ...

    Y si me mete el dedo hasta la próstata?

    By Anonymous Gym Boy, at 10:24 p. m.  

  • No por jugar con muñecas soy joto.

    Aunque juegue a meterlas por mi recto

    By Anonymous sacatelas babuchas, at 10:25 p. m.  

  • Escuchas musica clásica y asi crees que te vamos a seguir en contra de los homosexuales PUTO!!!!!!!

    By Anonymous Anónimo, at 10:28 p. m.  

  • Sí, la música homosexual es clásica!

    By Anonymous Anónimo, at 10:28 p. m.  

  • Por cierto, sabían que "We are the Champions" de Queen es básicamente un himno a cómo la homosexualidad triunfará?

    Si la has escuchado, eres gay.

    By Anonymous Anónimo, at 10:29 p. m.  

  • esos gays asquerosos me repugnan!

    a los chidos nos gusta esto:

    http://img303.imageshack.us/img303/7639/0001q6f13zj.gif

    By Anonymous Anónimo, at 10:32 p. m.  

  • Me apunto, si quieres puedo poner carteles por toda mi universidad e invitar a mis amigos, has pensado que seria mas fácil si regalas los listones, también podrías hacer pegoles y mantas, dame tu correo para ponernos de acuerdo
    Simon

    By Anonymous Anónimo, at 10:34 p. m.  

  • Esto ya fue demasiado lejos, no me gusta moderar comentarios, pero en vista de los últimos ataques me voy a ver obligado a hacerlo. Simon, en breve habilitaré un mail especial para la campaña y si, ya he pensado en mantas y pegoles, pero hay que ver más cosas, como presupuesto y todo eso.

    By Blogger Die Fledermaus, at 10:53 p. m.  

  • Juan Gabriel encaja en el contexto "homosexual"?

    By Anonymous Anónimo, at 10:56 p. m.  

  • Ay soy bien H O M O S E X U A L y modero mis comentarios!!!!!!!!

    Tengan cuidado que los atacare con mis garras gata en celo.

    By Anonymous pimpompapas, at 10:56 p. m.  

  • En sus marcas... listos... ¡fuera pezones!

    By Anonymous Transito, at 11:02 p. m.  

  • Elton John encaja en el contexto "homosexual"?

    By Anonymous Lalo Cota, at 11:03 p. m.  

  • Eres tan pobre y tan jodido que quieres parecer rico al hacerte un estúpido homofobo, si, si, ooohh, eso me excita ¿quieres agarrar mi cetro y hacer que lluevan nubes? ¡¡Si quieres saca tus tacones y cámina sobre mi espalda, tigresa!!

    By Anonymous Yertes, at 11:04 p. m.  

  • Este era la historia de una pareja de patos...

    By Anonymous Pato Mojado, at 11:05 p. m.  

  • ...esos patos tuvieron cinco patitos

    By Anonymous Pato Mojado, at 11:05 p. m.  

  • Al primer patito lo llamaron "Pato"

    By Anonymous Pato Mojado, at 11:06 p. m.  

  • al segundo pato lo llamaron "Peto"

    By Anonymous Pato Mojado, at 11:06 p. m.  

  • Pepillo Oigel encaja en el contexto "homosexual"?

    By Anonymous Lalo Cota, at 11:07 p. m.  

  • ...al tercer patito lo llamaron "Poto"

    By Anonymous Pato Mojado, at 11:07 p. m.  

  • al cuarto patito le pusieron "Pito" y al último antes de nacer del huevo...

    By Anonymous Pato Mojado, at 11:08 p. m.  

  • Esta es la última vez que lo digo, si siguen con esto voy a borrar todos los comentarios desfavorables, yo soy un liberal progresista, un hombre de izquierda, amo la libertad, pero no puedo seguir tolerando esto, quedan avisados.

    By Blogger Die Fledermaus, at 11:08 p. m.  

  • Dijo "soy un pato, y no quiero que me llamen Puto, pero ¿dejan que me tiña mis alitas de rosita y que me maquille como una Pata?

    By Anonymous Pato Mojado, at 11:09 p. m.  

  • La lección, amiguito es.. no importa quien seas, siempre seras tú, asi que ya no jodas.

    By Anonymous Pato Mojado, at 11:10 p. m.  

  • al decir de izquierda te refieres a que bateas del otro lado?

    By Anonymous Anónimo, at 11:17 p. m.  

  • Yo quiero estar en la milicia, donde firmo

    By Anonymous Yoni maletero, at 11:17 p. m.  

  • Die Fledermaus
    dijo...

    Esta es la última vez que lo digo, si siguen con esto voy a borrar todos los comentarios desfavorables, yo soy un liberal progresista, un hombre de izquierda, amo la libertad, pero no puedo seguir tolerando esto, quedan avisados.
    -----------------------------------
    Ay me orine en los pantalones con esta amenaza.

    By Anonymous amo del universo,, at 11:17 p. m.  

  • SPAM. Achronism for Stupid Pointless Annoying Messages. This information is brought by y34ddwew, use our site

    By Anonymous http://www.eatanionga.com, at 11:18 p. m.  

  • Señores hoy es un momento triste y solemne ya que borraron el foro de Iron Maiden asi que nos vamos a mudar aqui...

    By Anonymous Maidenforever, at 11:18 p. m.  

  • La Milicia es una disco bien chida en Cali, yo también quiero estar en La Milicia

    By Anonymous Anónimo, at 11:19 p. m.  

  • Oye fledermaus, tienes algoq ue ver con el que salia en la serie de The Tick?

    By Anonymous Anónimo, at 11:21 p. m.  

  • You website has been added to our list.

    Thanks for using All Gay Directory

    By Anonymous www.allgaydirectory.com/, at 11:22 p. m.  

  • MESHUGGAH!!!!!!!!!!

    By Anonymous Anónimo, at 11:24 p. m.  

  • Hola ya llegamos!!!!!!!

    Nos dijieron que alguien se quiere poner bien Fashion!!!!!!

    Te vamos a dejar divis divis nena.

    By Anonymous Queer Eye for the Straight Guy, at 11:24 p. m.  

  • die fledermaus, como puedo ayudar a un amigo omosexual?

    By Anonymous Anónimo, at 11:25 p. m.  

  • No chingues Antonio esa historia esta como que muy gay no? que eres puto?

    By Anonymous $1000000, at 11:26 p. m.  

  • 1. Soy homosexual desde siempre y nada puedo hacer para cambiarlo. Quien diga que puede es un mentiroso, un iluso o un ignorante.

    2. No me rechaces por ser como soy. Mi homosexualidad no es un deseo de ofender ni de lastimar: es mi orientación sexual natural y constituye un rasgo fundamental de mi personalidad. Es la manera que tengo de entregar mi afecto y de ejercer mi sexualidad y tengo tanto derecho a mi sexualidad como tú a la tuya.

    By Anonymous Anónimo, at 11:26 p. m.  

  • Alguien sabe cómo se cotizó el aguacate en la bolsa hoy?

    By Anonymous Anónimo, at 11:28 p. m.  

  • jolines, Fledermaus, que me has decepcionado, yo pense que eras mas macho que Macho Man

    y ahora, a bailar disco!

    By Anonymous Anónimo, at 11:29 p. m.  

  • What is ñonga?

    By Anonymous Anónimo, at 11:30 p. m.  

  • Macho man se cargaba una viejota pero era mucho mas chingon Ted Dibiase

    By Anonymous Anónimo, at 11:31 p. m.  

  • Bola de jotos, largo de este blog!

    Más les vale que dejeis de postear, o os voy a meter mi palo por culo

    By Anonymous Anónimo, at 11:31 p. m.  

  • Palo por el culo..mmmm........

    By Anonymous Anónimo, at 11:39 p. m.  

  • Exijo una mamada a mi pinga por hacerme perder tiempo en leer pendejadas, vamos, perros, denle un beso a mi palo cincundado.

    By Anonymous Moises, at 11:42 p. m.  

  • Por que borraron el mensaje de elamodeluniverso? maldito comunista!

    By Anonymous Anónimo, at 11:45 p. m.  

  • nic

    By Anonymous Magujo, at 11:47 p. m.  

  • nac

    By Anonymous Magujo, at 11:47 p. m.  

  • noc

    By Anonymous Magujo, at 11:48 p. m.  

  • nanu nanu

    By Anonymous Magujo, at 11:48 p. m.  

  • en poco tiempo diremos, man este blog apesta ¿sas?

    By Anonymous Magujo, at 11:49 p. m.  

  • Va

    By Anonymous Asistente de Magujo, at 11:49 p. m.  

  • 1, 2, 3.

    By Anonymous Magujo, at 11:49 p. m.  

  • Este blog apesta

    By Anonymous Asistente de Magujo, at 11:50 p. m.  

  • Este blog apesta

    By Anonymous Magujo, at 11:50 p. m.  

  • Muy bien, asistente. Hiciste un gran trabajo.

    By Anonymous Magujo, at 11:51 p. m.  

  • Gracias, señor Magujo, usted también lo hizo bien.

    By Anonymous Asistente de Magujo, at 11:51 p. m.  

  • Ahora, asistente, desaparescamos. ¡¡¡Badabim chiflin ratas sarnosas pilín!!!

    By Anonymous Magujo, at 11:52 p. m.  

  • Este blog apesta.

    Llegue tarde? =(

    By Anonymous Fidelon, at 11:52 p. m.  

  • >puff effect<

    By Anonymous Asistente de Magujo, at 11:53 p. m.  

  • Cuando era chiquito mi trompita no hacía nada, y ahora que soy grandote nadie controla mi trompa, acariciala o muere, idiota.

    By Anonymous Elefante, at 12:04 a. m.  

  • Yo me mojo viendo a los negros en los videos de jip jop

    By Anonymous TEFWDQS, at 12:05 a. m.  

  • 1

    By Anonymous Anónimo, at 12:13 a. m.  

  • Aqui es la pagina de la milicia de homosexuales reprimodos en busca de satisfaccion?

    Donde dan el sexo oral aqui?

    By Anonymous Roberto Madrazo, at 12:15 a. m.  

  • oigan este blog es el de mata gay`s???? se me hace que si....repuedio a los malditos gay`sssssss malditos.......

    By Anonymous Anónimo, at 7:44 a. m.  

  • no podes gastar espacio en internet para hacer una cosa asi....tonto

    By Anonymous Anónimo, at 8:14 a. m.  

  • Yo tengo pruebas de que die fledermaus sale a buscar transexuales a la calle

    By Anonymous Anónimo, at 8:15 a. m.  

  • Las milicias nacen en los hospitales o donde

    By Anonymous Anónimo, at 8:28 a. m.  

  • EL MECANICO

    Hoy quiero contarles a mis lectores lo que me sucedió el domingo último.

    En esos días había venido una parienta de Buenos Aires y la llevé a la Plaza Fabini donde ella se puso a tomar mate mientras mirábamos a la gente pasar y en eso estábamos cuando sentí un tremendo dolor en el culo debido a que me puse a recordar que en ese lugar había conocido a un Sargento un tiempo atrás.

    Por suerte era domingo y no había peligro de que el Sargento estuviese por allí porque si me veía me iba a querer llevar otra vez a su casa y yo no estoy para sufrir nuevamente lo que pasé esa noche de placer pero de mucho dolor, por esa razón trato de no pasar por esa plaza en las noches en que el Sargento acostumbra a caza víctimas para su poderosa arma de destrucción masiva de anos no acostumbrados a su grueso calibre.

    Al otro día por haberse cambiado la fecha del 12 de Octubre fue feriado, y aproveché para llevar a la prima almorzar a la casa de mi hermano, a la tarde pasamos por el Parque Rodó y ella se puso a tomar su infaltable mate sentados muy cerca de la estatua de Buda.

    Hasta muy entrada la noche nos quedamos charlando en ese lugar hasta que se hizo la hora de volver a casa, pero la fatalidad se interpuso en nuestro camino.

    Veníamos muy tranquilos por 18 de Julio cuando mi auto se detuvo y el motor se ahogó, no hubo forma de hacerlo a arrancar nuevamente, por ese motivo lo tuvimos que arrastrar un par de cuadras hasta llegar al club del cual soy socio donde podía hacerlo revisar por algún mecánico.

    Tuvimos que esperar mucho rato hasta que apareció un mecánico y nos remolcó hasta la parte superior donde está el lugar donde revisan los autos.

    Mi prima estaba cansada y en realidad se estaba orinando por toda el agua que había bebido con sus mates por eso me pidió la llave de mi depto. y se fue para allá, que en realidad queda a dos cuadras del lugar donde iban a revisar mi auto.

    El mecánico era un tipo grandote, un cutis bárbaro, bien afeitado y con el pelo bien cortado, no era antipático pero muy raro como ausente, hacía su trabajo y nada más.

    Me tuvo como dos horas esperando mientras atendía a otros automovilistas que habían llegado antes que yo, se notaba que estaba de guardia y era él solo para atender a todo los coches..

    Cuando me llegó el turno estaba más cansado y ausente que cuando me remolcó hasta arriba, se puso a trabajar en mi coche pero como no daba con la tecla tuvo que llamar por teléfono a otro mecánico para que lo asesorase en el tema que al parecer él no conocía tan bien como su colega.

    Seguía con la mirada triste y ausente, sus ojitos parecían mojados o humedecido por alguna l&aa tan apto en esos menesteres como creían los que lo habían contratado porque en determinado momento tuvo que llamar por teléfono a otros mecánicos para que lo asesorasen o para que viniesen a ayudarle en descubrir el desperfecto.

    Yo esperaba pacientemente sentado dentro del auto porque en alguna ocasión me hacía encender el motor para ver como funcionaba con los distintos elementos de control que iba poniendo dentro del capó de mi auto.

    Al rato llegaron dos mecánicos más, los cuáles no me llamaron la atención, venían bastante mugrientos por la grasa de los coches, desaliñados en grado extremo, pero con mi mecánico no necesitaba a nadie más para recrear mi vista siempre sedienta buscando contemplar diversas vergas para mi uso personal.

    Con un par de horas allí no aguantaba más, los deseos de orinar eran cada vez más intensos y por eso no tuve mejor opción que preguntarle al mecánico donde quedaba el baño.

    -El baño de los socios es en la planta baja, pero si está tan apurado por esta vez use el del personal que queda al fondo por ese corredor.

    Le agradecí y rápidamente me encaminé al sitio que su mano había señalado, él se quedó cambiando opiniones con sus colegas y con otras personas que habían traído sus autos para revisar y estaban en la larga cola de espera.

    Muy placenteramente descargué mi vejiga en ese baño bastante amplio y vacío de mobiliario; que bien me había venido esa descarga de orina, sentí algo parecido a un orgasmo producido por una abundante eyaculación y pensando en él mecánico se me levantó la verga por lo que no tuve otra solución que acariciarla un poco pensando en él.

    Mis pensamientos volaban pensando en él y por esa razón no percibí que alguien había entrado al baño y estaba mirando como mi verga dura estaba entre mis manos que le corrían el prepucio a una velocidad muy discreta.

    Era el mecánico que había entrado al baño con la intención de orinar o quien sabe de que?

    Observándome bajó los triradores de su overall, desesperadamente y muy rápidamente metió su mano sacando su verga semi-parada y mostrándomela me dijo con un ahogo de voz:

    necesitoo una maaamada

    Lo miré poniendo cara de asombro pero que asombro iba a fingir si mi pija estaba súper dura entre mis manos y largando algo de precum, casi le dije que buscase en otro lado que se había equivocado de persona.

    No te hagas rogar que noté como me mirabas cuando trataba de arregarte el auto.

    Ante esas palabras y la verga tan hermosa que tenía entre sus manos lograron desarmar mi resistencia y pude exclamar.



    -Gracias. No bebo, y mi vino será para mi novia con la cual espero arreglar las diferencias...

    Volví a mi depto. donde encontré a mi prima durmiendo, como había demorado tanto con el arreglo del coche ella cansada y aburrida de esperar se había ido a acostar y se había dormido.

    Al otro día los tirones que daba el coche siguieron igual por lo tanto tuve que llevarlo al mecánico habitual, él cual me dijo que no era la bobina era un problema eléctrico.

    Este mecánico ni se asemeja al del club, es viejo, gordo y panzón y sobre todo muy hetero.

    Me quedó un rico sabor en mi garganta por lo que da gusto saborear pijas tan suaves y calientitas como la del mecánico del club.

    Ese sabor y esa tersura trajeron a mí memoria la verga de un enfermero que chupé hace unas dos décadas la cual era igual de suave que la del mecánico.

    By Anonymous vengador, at 8:37 a. m.  

  • esas historias gays aburren, no tienen una de vaqueros

    By Anonymous Anónimo, at 8:43 a. m.  

  • Se dice que los gerentes que tienen foro son gays, deverias de pedirles que se unan a la milicia =)

    By Anonymous Anónimo, at 9:35 a. m.  

  • Te violó un joto de pequeño?

    By Anonymous Anónimo, at 10:11 a. m.  

  • Te violó un joto de pequeño?

    By Anonymous Anónimo, at 10:12 a. m.  

  • Te violó un joto de pequeño?

    By Anonymous Anónimo, at 10:13 a. m.  

  • que hacer cuando eres homosexual pero odias a los homosexuales como en tui caso???

    maldita sea, creo que ya es hora de que alguien me lime el orto puedes ser tu... claro que despues dme toca limartelo a ti... adios chulis. besos.

    By Anonymous dame ñonga por chikistrikis, at 10:27 a. m.  

  • la neta es que este blog esta muy gay

    By Anonymous Anónimo, at 10:27 a. m.  

  • Ou yeah!!

    Creou que ustedeis lous putous, comen chocho.... por ciertou... lous amou... amiguitous...

    Ouh, y ell puñal de este congal, pide houmbre a gritous... piede mas fuerte!!

    By Anonymous mick jagger, at 10:28 a. m.  

  • pablitou clavou un clavitou en la calva de un calvitou..



    eso suena gay?

    By Anonymous Anónimo, at 10:38 a. m.  

  • esta pagina deberia llamarse

    www.lamasputota.com.org.emeekis

    By Anonymous baldor de algebra, at 10:52 a. m.  

  • No suena tan gay, alguien que me preste sus bolas chinas?

    By Anonymous Anónimo, at 10:54 a. m.  

  • el amor el amor ..... ttriste es el amor.

    apachurro.

    By Anonymous don cabron, at 10:55 a. m.  

  • Como ya dijieron anteriormente, este blog esta bien gay, que asco.

    De por si dedicarse en un blog donde escribes lo mucho que detestas a los jotos demuestra que tu eres un joto...si, asi de simple hahahaha!!.
    Nos vemos, PUTO!

    By Anonymous Anónimo, at 11:00 a. m.  

  • a quien mas odias es porque quieres ser como el, en este caso tu eres un jotote de closet y la razón de tu odio es que no tienes los suficientes huevos para salir de alli

    By Anonymous tu_psicologo, at 11:06 a. m.  

  • ""tu_psicologo dijo...

    a quien mas odias es porque quieres ser como el, en este caso tu eres un jotote de closet y la razón de tu odio es que no tienes los suficientes huevos para salir de alli""

    Chale, esa fue pseudo-psicologia de esquina, o de borrachos. No mames.

    By Anonymous Anónimo, at 11:15 a. m.  

  • Tal vez consideraría unirme a la milicia si aparte de odiar gays también odiáran a los esquimales

    By Anonymous lele, at 11:16 a. m.  

  • ya dejen de molestar al jefe de la milicia, que sel coraje se le van a reventar sus granos de la cola...

    By Anonymous Anónimo, at 11:21 a. m.  

  • El ambiente en este blog está muy pesado... como que la intolerancia apesta gacho.

    By Anonymous Anónimo, at 11:25 a. m.  

  • a mi me gustan ver como se madrean a los homosexuales... pero tambien me gusta que me den por el chikistrikis, pero siempre con condón. excpeto la vez que lo hice con el dueño del blog, esa ves lo hacíamos tan duro su papa, él y yo, que a los tres se nos rompio el condón...

    By Anonymous Anónimo, at 11:29 a. m.  

  • Has pensado seriamente lo que implica tu homofobia?
    No quiero asustarte pero se han hecho estudios científicos que demuestran que la mayoría de los homofobicos en realidad son homosexuales en latencia... Oh como decía el dicho: Ten cuidado que siempre te puedes convertir en aquello que mas odias.

    ¬¬

    Ni como ayudarle pues...

    By Anonymous Dr. Who, at 11:31 a. m.  

  • yo digo que el barney es tan puto como el que puso el comment de abajo... pinches puñales, lo de hoy es cojer con perros.

    By Anonymous Anónimo, at 11:38 a. m.  

  • Oye mi amor ya comiste pene el dia de hoy??

    por que a pesar de ser ya bien mujer, yo aun tnego antena... y te quiero oler tus nalgas peludas...

    Comete mi zapato

    By Anonymous Libertá, at 11:57 a. m.  

  • mi vieja mula ya no es lo que era ya no es lo que era...

    By Anonymous Anónimo, at 12:13 p. m.  

  • mi vieja mula ya no es lo que era ya no es lo que era...

    By Anonymous Anónimo, at 12:14 p. m.  

  • este wey se parece a mi, antes de que me violaran... la violación fue lo mejor que me pudo suceder... me ayudó a darme cuenta que soy bien puto....

    By Anonymous tongolele, at 12:19 p. m.  

  • La homosexualidad es una aberración de la naturaleza, si todos fueran homosexuales la humanidad se extinguiría y las mujeres cogerían con animales creando una raza de hombres-bestia que retrasaría la evolución de la humanidad.


    Es una muestra de nuestros servicios si tiene la suficiente pasta.
    BUFFETE DE ABOGADOS RAMIREZ
    01-800-897-65-32
    Especialistas en acarreados para mítines políticos (sin importar partido), traemos gente para marchas contra la inseguridad, contra el iva en alimentos y medicinas, contra la destitución del líder de mineros, contra el aumento en las combis, contra el machismo, feminismo, homosexualismo, homofóbicos, heterosexualismo, y si Bush está en su país repartimos bombas molotov ¡gratis!
    No lo olvide, 01-800-897-65-32
    ¡Precios accesibles!

    Permiso SEGOB 6589712330234789HGYT778KJ

    (No nos hacemos responsables por conversaciones telefónicas grabadas o video-escándalos)

    By Anonymous Buffete de abogados Ramirez, at 12:22 p. m.  

  • Quiero cojerme a fledermaus hasta hacerlo graznar del placer (me lo quiero cojer por la nariz).

    By Anonymous Lalo Cotona, at 12:31 p. m.  

  • Qué no un listón de color café en tu ropa significa que te gusta que te den trasero?

    By Anonymous Anónimo, at 12:40 p. m.  

  • traga ñonga hijo de tu puta madre. :)

    By Anonymous Popoide, at 1:09 p. m.  

  • Soy el vaqeuro de Brokeback mountain y te voy a hacer sentir PLACER!!!!!!!!!!!!!

    By Anonymous Anónimo, at 1:19 p. m.  

  • Hi, a nice blog you have here... You will surely get an bookmark :) Fleshlight

    By Blogger NicoleW, at 1:20 p. m.  

  • aquí te traigo mi riata pa que me la sacudas

    By Anonymous Vaquero, at 1:29 p. m.  

  • se respira semen en este blog muaaaaaa beshitos muchachas y apartenme un trozo de carne porque traigo temperatura.

    By Anonymous camaroncito erecto, at 1:32 p. m.  

  • oh si nene oh si

    By Anonymous vaquero, at 1:34 p. m.  

  • DESCUBRI QUE A MI AHIJADO LE GUSTA QUE LE MUEVAN LA PALANCA

    Esta historia que les voy a contar es real. Tengo un ahijado que actualmente tiene 27 años y hace unos años se fue de parranda conmigo, cuando regresamos a mi casa decidió quedarse a dormir en mi casa. Debido a lo tomado que estaba decidió ir a ducharse.

    Cuando terminó de ducharse me pegó un grito de que fuera al baño para ayudarlo. Cual fue mi sorpresa estaba desnudo por completo, pero no lograba mantener el balance en pie. Cuando lo vi me maravillé de lo que veía. Pues siempre ha sido un muchacho que realiza trabajos fuertes. Por lo cual tiene un cuerpo musculoso sin ser físico culturista. Al verlo así me quedé un tiempo observándolo tratando de grabar en mi mente ese cuerpo escultural. Cuando reaccioné me estaba mirando con su cara de niño indefenso me dijo sécame que no puedo hacerlo yo. Con mucho cuidado tomé la toalla y comencé a secarlo de la cabeza hacia los pies.

    Tomé la toalla y sequé su pelo castaño cortado bien pegado tipo militar. Mientras él se apoyaba con una mano del cortinero del baño, con la otra se sujetaba de mi hombro. No podía dar crédito a lo que estaba viviendo. Muchas veces había soñado con tenerlo desnudo frente a mí, pero nunca me había atrevido por respeto a que es mi ahijado al cual quiero mucho. Continué secándolo; bajé la toalla le anuncié que le secaría el pecho. Mientras pasaba la toalla para secarle el pecho sentía los pectorales bien marcados que tenía era todo un hombre ya había dejado atrás el niño que vi crecer con todo amor. Le pedí se diera una vuelta para continuar con su espalda.

    Al verlo de espalda mi expresión era de total lujuria, una espalda ancha y bien formada por el trabajo duro, comencé a secarlo bajando desde su cuello hacia el centro de su espalda. Disfrutaba cada centímetro que tocaba a través de la toalla. El mientras cuidaba de no perder el balance; me decía sin pena, padrino que usted es como un padre para mí. Esas palabras me hicieron reaccionar y calmaron mi calentura que en esos momentos si me hubiera mirado se habría dado cuenta de mi excitación. encontraba sudando como si hubiera estado en una sauna. Terminé con la otra nalga y sin darme cuenta mientras respondía unas preguntas sobre un trabajo que le habían pedido no me di cuenta que le apretaba la nalga, Fue cuando él se volteó y me dijo: bueno ahora tienes que secarme los huevos, dando una sonrisa pícara.

    Le dije que tendría que dejarlo así por que no lo haría. El me dijo yo no puedo, por la borrachera que tengo no me aguanto en pie sin sujetarme. Yo sabía que no podría resistir la tentación y terminaría masturbándolo. Se me echó para enfrente poniendo sus huevos a la disposición de que fueran secados. Su pene en reposo medía uno15 cm con su piel arrugada. Rogaba a Dios que no me fuera a excitar.

    Con manos temblorosa le aguanté el pene hacia arriba levantándolo para secarlo bien en las pelotas que eran duras y redonditas como las de golf cubiertas con unos pelitos suave casi rojizos. Noté que mientras le sujetaba su pene hacia arriba comenzó a ponerse duro y ganar tamaño. Lo miré y me di cuenta que tenía los ojos cerrados mientras suspiraba profundamente. Cuando lo bajé suavemente me agarró la mano y apretó su pene, lo subía y baja lentamente dejando al descubierto su glande rosadito y grande como una fresa.

    Mi corazón latía como para infartar; mi pene ya parecía una tienda de acampar. Soltó mis manos y yo continué con la labor de hacer la mejor paja o masturbarlo como nunca antes en su vida. El mientras con los ojos cerrados y suspirando levantaba sus huevos que apuntaba hacia el techo. Yo seguía en mi tarea de sube y baja, ya en ese momento su pene había alcanzado el tamaño de 21cm. Se sentía en la mano como una macana de guardia de seguridad apenas podía abarcar su redondez con mi mano. Su glande parecía una fresa de las que apenas caben en la boca entera.

    Llevábamos unos 30 minutos cuando me dijo suavemente y con ternura padrino me corroo. Y su primer lechazo cayó en mi cara bajando hasta mis labios; sentía su calor y olía a hombre fresco acabado de bañar. Abrí mi boca y él posó su glande en mis labios dejando caer el resto en mi boca. Sabia semi dulce, era espesa y caliente. No podía creer lo que había ocurrido.

    Guardé silencio, mi ahijado me miró a los ojos y con una sonrisa a flor de labios me dijo que nunca había tenido una experiencia que le produjera tanto placer... Traté de hablar, pero me tapó la boca con sus manos y me dijo que ese sería nuestro secreto. Salió de la ducha luego de lavarse nuevamente y me dijo padrino dúchate para que se te pase la calentura, mirando mi tienda de campaña.

    Me duché me hice la paja pensando en todo lo que había visto. Luego dormimos como en los viejos tiempos, mi ahijado en mi cama abrazado de mí, como si fuera un bebé. Bueno, luego contaré lo que hemos hecho. Déjame saber si te gustó mi relato

    By Anonymous PADRINO CACHONDO, at 1:37 p. m.  

  • ay creo que me vine en tu blog muchachito, jijiji, perdón

    By Anonymous vaquero, at 1:44 p. m.  

  • Como me lastimas borrando mis komentarios yo ke tanto te amo recuerdas esto:

    Mientras atravesaba la ciudad iba pensando "por acá andará Fausto, si no está trabajando andará chupando alguna verga o dándole el culo a alguien que lo haga disfrutar con una apresurada y violenta cogida".

    Pero antes de contar lo del soldado con ese cartel, debo decir el motivo por el cual pasé por Pando, un lugar por el cual en muy pocas ocasiones paso por allí.


    Mi hermano Leo me llamó por teléfono desde Punta Ballena porque necesitaba unos papeles que se había olvidado en su casa de Montevideo; casi toda su familia estaba allá veraneando con él por eso no tenía a quien recurrir, pidiéndome a mí que se los llevase porque los necesitaba urgentemente.


    Pedí la tarde libre en el trabajo, pasé por su casa, luego me encaminé en mi auto hacia la casa que mi hermano tiene en la playa, pero para ahorrarme un peaje se me ocurrió pasar por Pando y después de allí tomar por la ruta Inter-balnearia para pagar un solo peaje antes de llegar a la casa de Leo.


    Como dije al principio casi nunca paso por allí, por eso me acordé de mi amigo Fausto, luego que la atravesé a la salida de esa ciudad vi a un solado con un cartel muy grande que decía "MELO"


    Inmediatamente reconocí que era un soldado por su uniforme con manchones marrones y verdes, seguí de largo muy intrigado de "el por qué" de ese cartel, pensé que estaba anunciando algo.


    Pero la curiosidad pudo más, di marcha atrás me estacioné frente a él y le pregunté que estaba anunciando.


    -No es un anuncio, el cartel significa que voy para mi casa en Melo y si algún automovilista va para allá y me quiere llevar le agradecería el favor...


    -Que lástima! Yo voy para Punta Ballena. Pero si querés te alcanzo hasta algún otro lugar más cercano a donde vas y de paso me hacés compañía...


    -Me dieron libre en le ejército y me voy a mi casa... bueno si no es molestia déjeme cerca de Atlántida y allí si tengo suerte otro coche me llevará hasta allá.


    Acepté llevarlo hasta allá porque allí yo tomaría la ruta que iba a Punta Ballena que era mi destino final.

    Andaba con su mochila y una matera de cuero de la cual extrajo un mate y un termo pero antes de ponerse a tomar su mate, como soldado bien educado me convidó cosa que no acepté por no ser de mi agrado esa bebida tan habitual en los países del MERCOSUR.


    Entre las chupadas que le daba a la bombilla de su mate me contó que tenía 28 años, una hija de tres años que vivía en Melo, pero no me habló de sí tenía esposa ni yo me atreví a preguntárselo.


    A pesar de que yo iba conduciendo de reojo lo miraba, no era muy atractivo, de ese color indefinido que tiene la gente fronteriza, entre ocre y marrón, pero los soldados aunque no sean bonitos siempre tiene un atractivo especial...


    Por eso en vez de detenerme y decirle que bajase, para luego doblar hacia Atlántida le dije que lo iba a llevar hasta San Carlos y de allí seguiría mi ruta hasta Punta Ballena.


    -Se ve que mi charla lo entretiene y para no seguir solo y aburrido me acerca más a mi casa. Gracias por llevarme más cerca.


    -Sí tenés razón para que voy a seguir solo si puedo ir en tan buena compañía...


    Conversamos un poco mas mientras él seguía tragando agua caliente la cual se iba mezclando con la yerba de su mate, tomó tantos mates que en determinado momento dijo:


    -Basta por hoy se acabó el agua!!


    -Sí querés paro en alguna estación de servicio y te llenás el termo nuevamente.


    -Nooo! Mi vejiga está por reventar, si podés pará en algún lado así puedo mear y descargar la vejiga estoy muy incómodo por las ganas de mear que me vinieron.


    Más adelante de la carretera vi un grupo de árboles, estacioné el auto allí, él bajó rápidamente se notaba que no aguantaba más, aproveché y lo seguí para hacer lo mismo aunque no tenía muchas ganas de orinar si tenía ganas de ver como era la verga de un tipo de sus características.


    Me llevé una sorpresa bárbara porque ni me imaginaba lo que iba a ver!!


    Entre sus manos ocres sostenía el glande de su pija que era una cabeza enorme y oscura!!!


    Ni lo pensé, al ver eso mi asombro me delató y mientras sacaba mi verga para orinar exclamé:


    -Todo eso es tuyo!!!!


    Él se habrá dado cuenta de mi asombro porque sonriendo y sin decir nada, la descabezó mostrándome como era el oscuro glande en que terminaba su pija, de la cual estaba saliendo un interminable y grueso chorro de orina que regaba los pastos que había entre esos árboles.

    Terminó de orinar después la guardó, yo hice lo mismo pero con más dificultad que él, me costó un poco guardarla porque mi verga se había levantado por la excitación que me había producido ver ese espectáculo de esa verga tan extraña y no entraba por la abertura de la bragueta..


    Subimos al auto sin decir una palabra de lo sucedido.


    Pero después de arrancar el coche se puso a hablar nuevamente y me dijo:


    -Vos te asombraste por lo cabezona que es mi pija, no sos el único allá en el cuartel a muchos les espanta y otros se desesperan por ella y me piden que lo coja aunque a muchos les queda el culo dolorido lo disfrutan como locos y cada vez me piden que los coja más seguido... yo no doy para tanto...


    Adentro del coche las sacó para mostrarme la cabeza sin que yo sé lo hubiese pedido, comenzó a pajearse para mostrármela parada, no sé si con la intención de cogerme o de fanfarronear demostrándome lo orgulloso que estaba con su pija.


    Un poco más adelante detuve el auto en un atajo que no pasaba nadie porque ese espectáculo así no me lo podía perder, la cabeza se le oscurecía cada vez más y la verga se le ponía más gruesa con las apretadas y movimientos de ir y venir que su mano le hacía a todo lo largo de ese trozo de carne marrón.


    Hacia mucho ruido con las jaladas que le daba a su verga, no aguanté la tentación y ni pensé que él estaba acostumbrado a que se la chupasen los compañeros del cuartel, simplemente me agaché y comencé a lamer esa barra de carne sólida que estaba adquiriendo una textura y una rigidez hermosamente disfrutables.


    Por suerte no era muy larga, porque con el grosor alcanzaba para que mi boca tuviese que hacer un gran esfuerzo par tragar eso y luego deslizarla dentro y fuera para chuparla como es debido.


    Mientras yo seguía afanosamente tratando de engullir ese palpitante órgano él comenzó a tironear de mis ropas, intentando sacármelas lo más pronto posible, yo pensé "este anda caliente porque no ve a su mujer hace tiempo y cuando llegue allá no va a tener ganas si se desquita su calentura conmigo".


    Pensé eso pero no me importó nada si cuando llegase a su pueblo no iba a tener leche para dársela a la que lo esperase allá, si lo esperaba alguien porque de mujer nunca me habló en el poco rato que incesantemente me contaba cosas suyas.


    Dejé de chupársela, más bien de lamer ese enorme glande para quitarme la ropa, en realidad solamente me saqué el pantalón y el slip al unísono él se quedó completamente desnudo invitándome a que lo imitase.


    -Dale, sácate todo... no vamos a coger con la ropa puesta... Hace días que no lo hago y ya que me calentaste no voy a esperar a llegar a mi pueblo para descargarme las bolas con una buena acabada ...


    -¿Quién te dijo que vamos a coger?


    -Nadie. Pero vos tenés una desesperación tan grande por pija como la que tengo yo por comerme un orto o cualquier agujero bien apretadito...


    Miré su cuerpo todo parejo de ese color ocre amarronado que solamente tenía un tono más claro en las partes que le cubría su calzoncillo el cual le había dejado una marca muy excitante, ese marco claro contrataba con la oscuridad de sus bolas tremendamente alargadas y de su verga gruesa extremadamente dura y parada que permanecía apuntando hacia el techo de mi coche.


    A los pocos instantes después de quedarnos ambos en bolas me dio la vuelta sin pedirme permiso y sin siquiera dejarme contemplar su cuerpo se puso a lamerme el otro desaforadamente, lo escupía y con cada escupitajo me iba introduciendo la saliva con los dedos hasta que tres de estos se perdieron allí dentro de mi estrecho canal el cual estaba siendo lubricado por sus jugos bucales y a la misma vez era dilatado por sus gruesos y ásperos dedos.


    Nos bajamos del auto porque el calor allí dentro era demasiado agobiante y además porque la excitación fue tan elevada que no pudimos resistir más esa incómoda posición allí dentro.


    Me puso sobre el capó separándome las piernas y siguió chupando mi orto como si se tratase de un caramelo, mi verga dura quedó apretada entre el frió del metal y la calidez de mí de vientre.


    Sus lamidas fueron acompasadas por unos tremendos gemidos de agitación que demostraban que el soldado estaba recontra caliente, no sé si con sus compañeros se excitaría tanto, pero conmigo se puso como loco cada vez demostrando su excitación con lamidas más profundas en las cuales su lengua era arrastrada desde mi ano bajando hasta mis bolas las cuales quedaron chorreando la abundante saliva de este tipo la cual fluía a raudales desde sus glándulas secretoras de este líquido pegajoso.


    Sus dedos entraban como nada de tanto que me había dilato el agujero, hasta que sentí que algo caliente me tocaba el orto y no eran precisamente sus dedos porque eso que había apoyado allí tenia un calor más intenso y además era mucho mas compacto y grueso que los dedos.


    Con mi mano tanteé para saber de que se trataba, ya lo presentía pero al tocar me encontré con su verga completamente empapda por su precum y le dije:


    -Pará, ponele un condón antes de metérmela!!


    -No tengo ninguno... no importa dale que te estaba por entrar.


    Lo deje de verga dura, me metí nuevamente en el coche, busqué una caja que siempre llevo en mi guantera y se la di.


    Muy torpemente se cubrió el glande con el látex y lo fue deslizando hasta que éste llegó a tocarle los pendejos negros que coronaban tan gruesa verga, toda la humedad producida por el precum quedó atrapada entre la goma y la carne de su prepucio, por lo cual tuvo que escupir abundantemente sobre su pija encapsulada en el condón para que esta nuevamente quedase resbalosa y pudiese deslizarse hacia adentro de su objetivo que en es momento era mi ojete.


    Cuando la fue a apoyar en mi agujero no sé si fue por la fuerza o por el grosor de su pija, que esta reventó el condón, le probé otro y antes de ponérselo también se rompió, no me quedó otra que arriesgarme y dejarlo que me la metiese como él quería sin nada de látex.


    La apoyó en el lugar desde donde mi mano le había impedido la entrada sin protección, fue empujando despacio pero a pesar de eso me dolió enormemente cuando su glande hubo pasado venciendo la poco resistencia que mi esfínter dilatado por sus dedos y su lengua le opuso al invasor.


    Después de la primera estocada mi esfínter se fue adaptando al grosor de su verga, cuando hubo pasado casi toda la longitud de este órgano que no tenía mucha, pero mi recto podía sentir su grosor como si le hubiesen puesto un tapón y se lo sacasen y pusiesen cada pocos segundos.


    Cuando mi esfínter terminó de dilatarse por las idas y venidas por la forma que ese órgano era obligado por su dueño a entrar y salir de allí, disfruté como quince o veinte minutos de bombeo, porque el soldado a pesar de haberse puesto extremadamente excitado precisamente no sufría de eyaculación precoz, haciendo que sus embestidas fuesen al principio muy lentas para luego ir aumentando el ritmo de estas, arremetiendo con toda la fuerza y potencia de que es capaz un joven que no llega a los 30 años.


    Yo acabé sin siquiera tocarme la verga, dado que esta permanecía apretada entre mi cuerpo y el capó, gemí como loco con la estocada final que fue la que me hizo expulsar todo lo que había acumulado en mis vesículas seminales.


    -Dale, puto gemí más, haceme gozar con tu disfrute!!!


    La carne de su verga parecía que con el rato de bombeo había adquirido más rigidez y más calor, sentí que me quemaba el recto por lo que después de acabar le dije que me la sacase porque no aguantaba más que sentía que me quemaban el culo por dentro.


    Como estaba su carne en contacto con la mía podía sentir la quemazón y al mismo tiempo los latidos de su verga, pensé que estaba por expulsar su semen porque después que le pedí que me la sacase me la metió muy profundamente con un solo empujón, eso hizo que mi verga medio marchita por la eyaculación que había tenido se redujese al mínimo tamaño no sólo por el dolor que este empujón había producido en mi interior sino por lo cansada que había quedado por eyacular tanto.


    Por suerte después de que estuvo enterrada en lo más profundo de mi ser, (es un decir porque otras vergas de mayor longitud han llegado más adentro), cuando me la sacó me di vuelta y pude ver como su oscura verga estaba totalmente enrojecida y babeante de fluidos anales y preseminales.


    La tomó con su mano y con dos o tres corridas de prepucio su verga empezó a derramar leche pareciendo un volcán en erupción, su leche tan blanca en esa verga enrojecida era un espectáculo tremendo para cualquier buen catador.


    Del agujero de esa cabezona brotaron unos interminable chorros de leche banca y espesa, al ver ese espectáculo no aguanté más metí mano a mi verga y me hice una paja antológica eyaculando por segunda vez, claro que en menor cantidad pero gozando por partida doble o triple, porque mi culo latía con cada contracción que mi verga producía con cada gota de semen que iba saliendo de ella y el otro gozo me lo produjo esa verga erupcionando de esa forma interminable.


    Después que me había dado tanto placer, no podía decirle que se bajase porque me alejaba de mi ruta, no lo podía seguir llevando en mi coche pero igualmente lo llevé hasta Pan de Azúcar donde nos despedimos.


    Al despedirnos me dio un beso en la mejilla y me dio las gracias por haberlo acercado a su destino y también me agradeció por el espléndido agasajo que mi culo le había dado a su pija hambrienta.


    Por supuesto que yo también le agradecí los interminables minutos de placer que, me habían alejado de mi camino y que me habían hecho olvidar que mi hermano me esperaba con los papeles.


    Después que se hubo bajado seguí mi marcha mientras él se quedó al lado de la ruta esperando que pasase algún otro auto que lo llevase hasta Melo, pero ese conductor no iba a ser tan afortunado como lo fui yo porque no creo que con semejante descarga de semen tuviese escondida otra reserva de iguales proporciones para agasajar a otro complaciente conductor que lo llevase hasta su casa.


    Mi hermano me esperaba muy enojado y a la a vez preocupado por si me había sucedido algún accidente en la carretera porque llegué con mas de dos horas de retraso.


    No le conté nada de lo sucedido, no porque él no supiese de mis aventuras sino para que no me pelease por lo irresponsable que era, en no dejar el placer para después del deber.




    Esa noche la pasé muy mal porque mi culo ardía no solamente por el calor que había recibido a través de esa verga sino por el estiramiento de los tejidos y del esfínter, me lo tuve que untar con una pomada suavizante, pero por suerte al no tener ese soldado una verga muy larga las lesiones fueron bastante cercanas a la salida de mí aparato digestivo evitándome lesiones internas más difíciles de curar.









    A lo mejor si hubiese usado la crema de ordeñe que me recomienda Fausto no me hubiese sucedido eso, pero yo no tengo esa clase de cremas y además cuando uno se calienta no mide las consecuencias y como todos los condones se le rompían lo dejé que me penetrase al natural.


    No me importaron o más bien ni pensé en las consecuencias que podía traerme

    ese bombeo que fue terriblemen delicioso y quemante a la vez.


    Lamentablemente no tengo fotos del soldado ni de su verga pero busqué en mis álbumes y encontré una bastante parecida que quiero que la vean mis amigos y se deleiten viéndola como me deleité yo sintiéndola dentro de mi ser.


    Aunque la verga del soldado era más oscura y más gruesa, creo que la que ese ve en la fotografía sirve para que se hagan una idea de bello ejemplar de pija que me encontré por haber cambiado la ruta habitual que hago para llegar a la casa que mi hermano tiene en la playa.

    By Anonymous Johan Strauss, at 1:56 p. m.  

  • Como me lastimas borrando mis komentarios yo ke tanto te amo recuerdas esto:

    Mientras atravesaba la ciudad iba pensando "por acá andará Fausto, si no está trabajando andará chupando alguna verga o dándole el culo a alguien que lo haga disfrutar con una apresurada y violenta cogida".

    Pero antes de contar lo del soldado con ese cartel, debo decir el motivo por el cual pasé por Pando, un lugar por el cual en muy pocas ocasiones paso por allí.


    Mi hermano Leo me llamó por teléfono desde Punta Ballena porque necesitaba unos papeles que se había olvidado en su casa de Montevideo; casi toda su familia estaba allá veraneando con él por eso no tenía a quien recurrir, pidiéndome a mí que se los llevase porque los necesitaba urgentemente.


    Pedí la tarde libre en el trabajo, pasé por su casa, luego me encaminé en mi auto hacia la casa que mi hermano tiene en la playa, pero para ahorrarme un peaje se me ocurrió pasar por Pando y después de allí tomar por la ruta Inter-balnearia para pagar un solo peaje antes de llegar a la casa de Leo.


    Como dije al principio casi nunca paso por allí, por eso me acordé de mi amigo Fausto, luego que la atravesé a la salida de esa ciudad vi a un solado con un cartel muy grande que decía "MELO"


    Inmediatamente reconocí que era un soldado por su uniforme con manchones marrones y verdes, seguí de largo muy intrigado de "el por qué" de ese cartel, pensé que estaba anunciando algo.


    Pero la curiosidad pudo más, di marcha atrás me estacioné frente a él y le pregunté que estaba anunciando.


    -No es un anuncio, el cartel significa que voy para mi casa en Melo y si algún automovilista va para allá y me quiere llevar le agradecería el favor...


    -Que lástima! Yo voy para Punta Ballena. Pero si querés te alcanzo hasta algún otro lugar más cercano a donde vas y de paso me hacés compañía...


    -Me dieron libre en le ejército y me voy a mi casa... bueno si no es molestia déjeme cerca de Atlántida y allí si tengo suerte otro coche me llevará hasta allá.


    Acepté llevarlo hasta allá porque allí yo tomaría la ruta que iba a Punta Ballena que era mi destino final.

    Andaba con su mochila y una matera de cuero de la cual extrajo un mate y un termo pero antes de ponerse a tomar su mate, como soldado bien educado me convidó cosa que no acepté por no ser de mi agrado esa bebida tan habitual en los países del MERCOSUR.


    Entre las chupadas que le daba a la bombilla de su mate me contó que tenía 28 años, una hija de tres años que vivía en Melo, pero no me habló de sí tenía esposa ni yo me atreví a preguntárselo.


    A pesar de que yo iba conduciendo de reojo lo miraba, no era muy atractivo, de ese color indefinido que tiene la gente fronteriza, entre ocre y marrón, pero los soldados aunque no sean bonitos siempre tiene un atractivo especial...


    Por eso en vez de detenerme y decirle que bajase, para luego doblar hacia Atlántida le dije que lo iba a llevar hasta San Carlos y de allí seguiría mi ruta hasta Punta Ballena.


    -Se ve que mi charla lo entretiene y para no seguir solo y aburrido me acerca más a mi casa. Gracias por llevarme más cerca.


    -Sí tenés razón para que voy a seguir solo si puedo ir en tan buena compañía...


    Conversamos un poco mas mientras él seguía tragando agua caliente la cual se iba mezclando con la yerba de su mate, tomó tantos mates que en determinado momento dijo:


    -Basta por hoy se acabó el agua!!


    -Sí querés paro en alguna estación de servicio y te llenás el termo nuevamente.


    -Nooo! Mi vejiga está por reventar, si podés pará en algún lado así puedo mear y descargar la vejiga estoy muy incómodo por las ganas de mear que me vinieron.


    Más adelante de la carretera vi un grupo de árboles, estacioné el auto allí, él bajó rápidamente se notaba que no aguantaba más, aproveché y lo seguí para hacer lo mismo aunque no tenía muchas ganas de orinar si tenía ganas de ver como era la verga de un tipo de sus características.


    Me llevé una sorpresa bárbara porque ni me imaginaba lo que iba a ver!!


    Entre sus manos ocres sostenía el glande de su pija que era una cabeza enorme y oscura!!!


    Ni lo pensé, al ver eso mi asombro me delató y mientras sacaba mi verga para orinar exclamé:


    -Todo eso es tuyo!!!!


    Él se habrá dado cuenta de mi asombro porque sonriendo y sin decir nada, la descabezó mostrándome como era el oscuro glande en que terminaba su pija, de la cual estaba saliendo un interminable y grueso chorro de orina que regaba los pastos que había entre esos árboles.

    Terminó de orinar después la guardó, yo hice lo mismo pero con más dificultad que él, me costó un poco guardarla porque mi verga se había levantado por la excitación que me había producido ver ese espectáculo de esa verga tan extraña y no entraba por la abertura de la bragueta..


    Subimos al auto sin decir una palabra de lo sucedido.


    Pero después de arrancar el coche se puso a hablar nuevamente y me dijo:


    -Vos te asombraste por lo cabezona que es mi pija, no sos el único allá en el cuartel a muchos les espanta y otros se desesperan por ella y me piden que lo coja aunque a muchos les queda el culo dolorido lo disfrutan como locos y cada vez me piden que los coja más seguido... yo no doy para tanto...


    Adentro del coche las sacó para mostrarme la cabeza sin que yo sé lo hubiese pedido, comenzó a pajearse para mostrármela parada, no sé si con la intención de cogerme o de fanfarronear demostrándome lo orgulloso que estaba con su pija.


    Un poco más adelante detuve el auto en un atajo que no pasaba nadie porque ese espectáculo así no me lo podía perder, la cabeza se le oscurecía cada vez más y la verga se le ponía más gruesa con las apretadas y movimientos de ir y venir que su mano le hacía a todo lo largo de ese trozo de carne marrón.


    Hacia mucho ruido con las jaladas que le daba a su verga, no aguanté la tentación y ni pensé que él estaba acostumbrado a que se la chupasen los compañeros del cuartel, simplemente me agaché y comencé a lamer esa barra de carne sólida que estaba adquiriendo una textura y una rigidez hermosamente disfrutables.


    Por suerte no era muy larga, porque con el grosor alcanzaba para que mi boca tuviese que hacer un gran esfuerzo par tragar eso y luego deslizarla dentro y fuera para chuparla como es debido.


    Mientras yo seguía afanosamente tratando de engullir ese palpitante órgano él comenzó a tironear de mis ropas, intentando sacármelas lo más pronto posible, yo pensé "este anda caliente porque no ve a su mujer hace tiempo y cuando llegue allá no va a tener ganas si se desquita su calentura conmigo".


    Pensé eso pero no me importó nada si cuando llegase a su pueblo no iba a tener leche para dársela a la que lo esperase allá, si lo esperaba alguien porque de mujer nunca me habló en el poco rato que incesantemente me contaba cosas suyas.


    Dejé de chupársela, más bien de lamer ese enorme glande para quitarme la ropa, en realidad solamente me saqué el pantalón y el slip al unísono él se quedó completamente desnudo invitándome a que lo imitase.


    -Dale, sácate todo... no vamos a coger con la ropa puesta... Hace días que no lo hago y ya que me calentaste no voy a esperar a llegar a mi pueblo para descargarme las bolas con una buena acabada ...


    -¿Quién te dijo que vamos a coger?


    -Nadie. Pero vos tenés una desesperación tan grande por pija como la que tengo yo por comerme un orto o cualquier agujero bien apretadito...


    Miré su cuerpo todo parejo de ese color ocre amarronado que solamente tenía un tono más claro en las partes que le cubría su calzoncillo el cual le había dejado una marca muy excitante, ese marco claro contrataba con la oscuridad de sus bolas tremendamente alargadas y de su verga gruesa extremadamente dura y parada que permanecía apuntando hacia el techo de mi coche.


    A los pocos instantes después de quedarnos ambos en bolas me dio la vuelta sin pedirme permiso y sin siquiera dejarme contemplar su cuerpo se puso a lamerme el otro desaforadamente, lo escupía y con cada escupitajo me iba introduciendo la saliva con los dedos hasta que tres de estos se perdieron allí dentro de mi estrecho canal el cual estaba siendo lubricado por sus jugos bucales y a la misma vez era dilatado por sus gruesos y ásperos dedos.


    Nos bajamos del auto porque el calor allí dentro era demasiado agobiante y además porque la excitación fue tan elevada que no pudimos resistir más esa incómoda posición allí dentro.


    Me puso sobre el capó separándome las piernas y siguió chupando mi orto como si se tratase de un caramelo, mi verga dura quedó apretada entre el frió del metal y la calidez de mí de vientre.


    Sus lamidas fueron acompasadas por unos tremendos gemidos de agitación que demostraban que el soldado estaba recontra caliente, no sé si con sus compañeros se excitaría tanto, pero conmigo se puso como loco cada vez demostrando su excitación con lamidas más profundas en las cuales su lengua era arrastrada desde mi ano bajando hasta mis bolas las cuales quedaron chorreando la abundante saliva de este tipo la cual fluía a raudales desde sus glándulas secretoras de este líquido pegajoso.


    Sus dedos entraban como nada de tanto que me había dilato el agujero, hasta que sentí que algo caliente me tocaba el orto y no eran precisamente sus dedos porque eso que había apoyado allí tenia un calor más intenso y además era mucho mas compacto y grueso que los dedos.


    Con mi mano tanteé para saber de que se trataba, ya lo presentía pero al tocar me encontré con su verga completamente empapda por su precum y le dije:


    -Pará, ponele un condón antes de metérmela!!


    -No tengo ninguno... no importa dale que te estaba por entrar.


    Lo deje de verga dura, me metí nuevamente en el coche, busqué una caja que siempre llevo en mi guantera y se la di.


    Muy torpemente se cubrió el glande con el látex y lo fue deslizando hasta que éste llegó a tocarle los pendejos negros que coronaban tan gruesa verga, toda la humedad producida por el precum quedó atrapada entre la goma y la carne de su prepucio, por lo cual tuvo que escupir abundantemente sobre su pija encapsulada en el condón para que esta nuevamente quedase resbalosa y pudiese deslizarse hacia adentro de su objetivo que en es momento era mi ojete.


    Cuando la fue a apoyar en mi agujero no sé si fue por la fuerza o por el grosor de su pija, que esta reventó el condón, le probé otro y antes de ponérselo también se rompió, no me quedó otra que arriesgarme y dejarlo que me la metiese como él quería sin nada de látex.


    La apoyó en el lugar desde donde mi mano le había impedido la entrada sin protección, fue empujando despacio pero a pesar de eso me dolió enormemente cuando su glande hubo pasado venciendo la poco resistencia que mi esfínter dilatado por sus dedos y su lengua le opuso al invasor.


    Después de la primera estocada mi esfínter se fue adaptando al grosor de su verga, cuando hubo pasado casi toda la longitud de este órgano que no tenía mucha, pero mi recto podía sentir su grosor como si le hubiesen puesto un tapón y se lo sacasen y pusiesen cada pocos segundos.


    Cuando mi esfínter terminó de dilatarse por las idas y venidas por la forma que ese órgano era obligado por su dueño a entrar y salir de allí, disfruté como quince o veinte minutos de bombeo, porque el soldado a pesar de haberse puesto extremadamente excitado precisamente no sufría de eyaculación precoz, haciendo que sus embestidas fuesen al principio muy lentas para luego ir aumentando el ritmo de estas, arremetiendo con toda la fuerza y potencia de que es capaz un joven que no llega a los 30 años.


    Yo acabé sin siquiera tocarme la verga, dado que esta permanecía apretada entre mi cuerpo y el capó, gemí como loco con la estocada final que fue la que me hizo expulsar todo lo que había acumulado en mis vesículas seminales.


    -Dale, puto gemí más, haceme gozar con tu disfrute!!!


    La carne de su verga parecía que con el rato de bombeo había adquirido más rigidez y más calor, sentí que me quemaba el recto por lo que después de acabar le dije que me la sacase porque no aguantaba más que sentía que me quemaban el culo por dentro.


    Como estaba su carne en contacto con la mía podía sentir la quemazón y al mismo tiempo los latidos de su verga, pensé que estaba por expulsar su semen porque después que le pedí que me la sacase me la metió muy profundamente con un solo empujón, eso hizo que mi verga medio marchita por la eyaculación que había tenido se redujese al mínimo tamaño no sólo por el dolor que este empujón había producido en mi interior sino por lo cansada que había quedado por eyacular tanto.


    Por suerte después de que estuvo enterrada en lo más profundo de mi ser, (es un decir porque otras vergas de mayor longitud han llegado más adentro), cuando me la sacó me di vuelta y pude ver como su oscura verga estaba totalmente enrojecida y babeante de fluidos anales y preseminales.


    La tomó con su mano y con dos o tres corridas de prepucio su verga empezó a derramar leche pareciendo un volcán en erupción, su leche tan blanca en esa verga enrojecida era un espectáculo tremendo para cualquier buen catador.


    Del agujero de esa cabezona brotaron unos interminable chorros de leche banca y espesa, al ver ese espectáculo no aguanté más metí mano a mi verga y me hice una paja antológica eyaculando por segunda vez, claro que en menor cantidad pero gozando por partida doble o triple, porque mi culo latía con cada contracción que mi verga producía con cada gota de semen que iba saliendo de ella y el otro gozo me lo produjo esa verga erupcionando de esa forma interminable.


    Después que me había dado tanto placer, no podía decirle que se bajase porque me alejaba de mi ruta, no lo podía seguir llevando en mi coche pero igualmente lo llevé hasta Pan de Azúcar donde nos despedimos.


    Al despedirnos me dio un beso en la mejilla y me dio las gracias por haberlo acercado a su destino y también me agradeció por el espléndido agasajo que mi culo le había dado a su pija hambrienta.


    Por supuesto que yo también le agradecí los interminables minutos de placer que, me habían alejado de mi camino y que me habían hecho olvidar que mi hermano me esperaba con los papeles.


    Después que se hubo bajado seguí mi marcha mientras él se quedó al lado de la ruta esperando que pasase algún otro auto que lo llevase hasta Melo, pero ese conductor no iba a ser tan afortunado como lo fui yo porque no creo que con semejante descarga de semen tuviese escondida otra reserva de iguales proporciones para agasajar a otro complaciente conductor que lo llevase hasta su casa.


    Mi hermano me esperaba muy enojado y a la a vez preocupado por si me había sucedido algún accidente en la carretera porque llegué con mas de dos horas de retraso.


    No le conté nada de lo sucedido, no porque él no supiese de mis aventuras sino para que no me pelease por lo irresponsable que era, en no dejar el placer para después del deber.




    Esa noche la pasé muy mal porque mi culo ardía no solamente por el calor que había recibido a través de esa verga sino por el estiramiento de los tejidos y del esfínter, me lo tuve que untar con una pomada suavizante, pero por suerte al no tener ese soldado una verga muy larga las lesiones fueron bastante cercanas a la salida de mí aparato digestivo evitándome lesiones internas más difíciles de curar.









    A lo mejor si hubiese usado la crema de ordeñe que me recomienda Fausto no me hubiese sucedido eso, pero yo no tengo esa clase de cremas y además cuando uno se calienta no mide las consecuencias y como todos los condones se le rompían lo dejé que me penetrase al natural.


    No me importaron o más bien ni pensé en las consecuencias que podía traerme

    ese bombeo que fue terriblemen delicioso y quemante a la vez.


    Lamentablemente no tengo fotos del soldado ni de su verga pero busqué en mis álbumes y encontré una bastante parecida que quiero que la vean mis amigos y se deleiten viéndola como me deleité yo sintiéndola dentro de mi ser.


    Aunque la verga del soldado era más oscura y más gruesa, creo que la que ese ve en la fotografía sirve para que se hagan una idea de bello ejemplar de pija que me encontré por haber cambiado la ruta habitual que hago para llegar a la casa que mi hermano tiene en la playa.

    By Anonymous Johan Strauss, at 1:58 p. m.  

  • Como me lastimas borrando mis komentarios yo ke tanto te amo recuerdas esto:

    Mientras atravesaba la ciudad iba pensando "por acá andará Fausto, si no está trabajando andará chupando alguna verga o dándole el culo a alguien que lo haga disfrutar con una apresurada y violenta cogida".

    Pero antes de contar lo del soldado con ese cartel, debo decir el motivo por el cual pasé por Pando, un lugar por el cual en muy pocas ocasiones paso por allí.


    Mi hermano Leo me llamó por teléfono desde Punta Ballena porque necesitaba unos papeles que se había olvidado en su casa de Montevideo; casi toda su familia estaba allá veraneando con él por eso no tenía a quien recurrir, pidiéndome a mí que se los llevase porque los necesitaba urgentemente.


    Pedí la tarde libre en el trabajo, pasé por su casa, luego me encaminé en mi auto hacia la casa que mi hermano tiene en la playa, pero para ahorrarme un peaje se me ocurrió pasar por Pando y después de allí tomar por la ruta Inter-balnearia para pagar un solo peaje antes de llegar a la casa de Leo.


    Como dije al principio casi nunca paso por allí, por eso me acordé de mi amigo Fausto, luego que la atravesé a la salida de esa ciudad vi a un solado con un cartel muy grande que decía "MELO"


    Inmediatamente reconocí que era un soldado por su uniforme con manchones marrones y verdes, seguí de largo muy intrigado de "el por qué" de ese cartel, pensé que estaba anunciando algo.


    Pero la curiosidad pudo más, di marcha atrás me estacioné frente a él y le pregunté que estaba anunciando.


    -No es un anuncio, el cartel significa que voy para mi casa en Melo y si algún automovilista va para allá y me quiere llevar le agradecería el favor...


    -Que lástima! Yo voy para Punta Ballena. Pero si querés te alcanzo hasta algún otro lugar más cercano a donde vas y de paso me hacés compañía...


    -Me dieron libre en le ejército y me voy a mi casa... bueno si no es molestia déjeme cerca de Atlántida y allí si tengo suerte otro coche me llevará hasta allá.


    Acepté llevarlo hasta allá porque allí yo tomaría la ruta que iba a Punta Ballena que era mi destino final.

    Andaba con su mochila y una matera de cuero de la cual extrajo un mate y un termo pero antes de ponerse a tomar su mate, como soldado bien educado me convidó cosa que no acepté por no ser de mi agrado esa bebida tan habitual en los países del MERCOSUR.


    Entre las chupadas que le daba a la bombilla de su mate me contó que tenía 28 años, una hija de tres años que vivía en Melo, pero no me habló de sí tenía esposa ni yo me atreví a preguntárselo.


    A pesar de que yo iba conduciendo de reojo lo miraba, no era muy atractivo, de ese color indefinido que tiene la gente fronteriza, entre ocre y marrón, pero los soldados aunque no sean bonitos siempre tiene un atractivo especial...


    Por eso en vez de detenerme y decirle que bajase, para luego doblar hacia Atlántida le dije que lo iba a llevar hasta San Carlos y de allí seguiría mi ruta hasta Punta Ballena.


    -Se ve que mi charla lo entretiene y para no seguir solo y aburrido me acerca más a mi casa. Gracias por llevarme más cerca.


    -Sí tenés razón para que voy a seguir solo si puedo ir en tan buena compañía...


    Conversamos un poco mas mientras él seguía tragando agua caliente la cual se iba mezclando con la yerba de su mate, tomó tantos mates que en determinado momento dijo:


    -Basta por hoy se acabó el agua!!


    -Sí querés paro en alguna estación de servicio y te llenás el termo nuevamente.


    -Nooo! Mi vejiga está por reventar, si podés pará en algún lado así puedo mear y descargar la vejiga estoy muy incómodo por las ganas de mear que me vinieron.


    Más adelante de la carretera vi un grupo de árboles, estacioné el auto allí, él bajó rápidamente se notaba que no aguantaba más, aproveché y lo seguí para hacer lo mismo aunque no tenía muchas ganas de orinar si tenía ganas de ver como era la verga de un tipo de sus características.


    Me llevé una sorpresa bárbara porque ni me imaginaba lo que iba a ver!!


    Entre sus manos ocres sostenía el glande de su pija que era una cabeza enorme y oscura!!!


    Ni lo pensé, al ver eso mi asombro me delató y mientras sacaba mi verga para orinar exclamé:


    -Todo eso es tuyo!!!!


    Él se habrá dado cuenta de mi asombro porque sonriendo y sin decir nada, la descabezó mostrándome como era el oscuro glande en que terminaba su pija, de la cual estaba saliendo un interminable y grueso chorro de orina que regaba los pastos que había entre esos árboles.

    Terminó de orinar después la guardó, yo hice lo mismo pero con más dificultad que él, me costó un poco guardarla porque mi verga se había levantado por la excitación que me había producido ver ese espectáculo de esa verga tan extraña y no entraba por la abertura de la bragueta..


    Subimos al auto sin decir una palabra de lo sucedido.


    Pero después de arrancar el coche se puso a hablar nuevamente y me dijo:


    -Vos te asombraste por lo cabezona que es mi pija, no sos el único allá en el cuartel a muchos les espanta y otros se desesperan por ella y me piden que lo coja aunque a muchos les queda el culo dolorido lo disfrutan como locos y cada vez me piden que los coja más seguido... yo no doy para tanto...


    Adentro del coche las sacó para mostrarme la cabeza sin que yo sé lo hubiese pedido, comenzó a pajearse para mostrármela parada, no sé si con la intención de cogerme o de fanfarronear demostrándome lo orgulloso que estaba con su pija.


    Un poco más adelante detuve el auto en un atajo que no pasaba nadie porque ese espectáculo así no me lo podía perder, la cabeza se le oscurecía cada vez más y la verga se le ponía más gruesa con las apretadas y movimientos de ir y venir que su mano le hacía a todo lo largo de ese trozo de carne marrón.


    Hacia mucho ruido con las jaladas que le daba a su verga, no aguanté la tentación y ni pensé que él estaba acostumbrado a que se la chupasen los compañeros del cuartel, simplemente me agaché y comencé a lamer esa barra de carne sólida que estaba adquiriendo una textura y una rigidez hermosamente disfrutables.


    Por suerte no era muy larga, porque con el grosor alcanzaba para que mi boca tuviese que hacer un gran esfuerzo par tragar eso y luego deslizarla dentro y fuera para chuparla como es debido.


    Mientras yo seguía afanosamente tratando de engullir ese palpitante órgano él comenzó a tironear de mis ropas, intentando sacármelas lo más pronto posible, yo pensé "este anda caliente porque no ve a su mujer hace tiempo y cuando llegue allá no va a tener ganas si se desquita su calentura conmigo".


    Pensé eso pero no me importó nada si cuando llegase a su pueblo no iba a tener leche para dársela a la que lo esperase allá, si lo esperaba alguien porque de mujer nunca me habló en el poco rato que incesantemente me contaba cosas suyas.


    Dejé de chupársela, más bien de lamer ese enorme glande para quitarme la ropa, en realidad solamente me saqué el pantalón y el slip al unísono él se quedó completamente desnudo invitándome a que lo imitase.


    -Dale, sácate todo... no vamos a coger con la ropa puesta... Hace días que no lo hago y ya que me calentaste no voy a esperar a llegar a mi pueblo para descargarme las bolas con una buena acabada ...


    -¿Quién te dijo que vamos a coger?


    -Nadie. Pero vos tenés una desesperación tan grande por pija como la que tengo yo por comerme un orto o cualquier agujero bien apretadito...


    Miré su cuerpo todo parejo de ese color ocre amarronado que solamente tenía un tono más claro en las partes que le cubría su calzoncillo el cual le había dejado una marca muy excitante, ese marco claro contrataba con la oscuridad de sus bolas tremendamente alargadas y de su verga gruesa extremadamente dura y parada que permanecía apuntando hacia el techo de mi coche.


    A los pocos instantes después de quedarnos ambos en bolas me dio la vuelta sin pedirme permiso y sin siquiera dejarme contemplar su cuerpo se puso a lamerme el otro desaforadamente, lo escupía y con cada escupitajo me iba introduciendo la saliva con los dedos hasta que tres de estos se perdieron allí dentro de mi estrecho canal el cual estaba siendo lubricado por sus jugos bucales y a la misma vez era dilatado por sus gruesos y ásperos dedos.


    Nos bajamos del auto porque el calor allí dentro era demasiado agobiante y además porque la excitación fue tan elevada que no pudimos resistir más esa incómoda posición allí dentro.


    Me puso sobre el capó separándome las piernas y siguió chupando mi orto como si se tratase de un caramelo, mi verga dura quedó apretada entre el frió del metal y la calidez de mí de vientre.


    Sus lamidas fueron acompasadas por unos tremendos gemidos de agitación que demostraban que el soldado estaba recontra caliente, no sé si con sus compañeros se excitaría tanto, pero conmigo se puso como loco cada vez demostrando su excitación con lamidas más profundas en las cuales su lengua era arrastrada desde mi ano bajando hasta mis bolas las cuales quedaron chorreando la abundante saliva de este tipo la cual fluía a raudales desde sus glándulas secretoras de este líquido pegajoso.


    Sus dedos entraban como nada de tanto que me había dilato el agujero, hasta que sentí que algo caliente me tocaba el orto y no eran precisamente sus dedos porque eso que había apoyado allí tenia un calor más intenso y además era mucho mas compacto y grueso que los dedos.


    Con mi mano tanteé para saber de que se trataba, ya lo presentía pero al tocar me encontré con su verga completamente empapda por su precum y le dije:


    -Pará, ponele un condón antes de metérmela!!


    -No tengo ninguno... no importa dale que te estaba por entrar.


    Lo deje de verga dura, me metí nuevamente en el coche, busqué una caja que siempre llevo en mi guantera y se la di.


    Muy torpemente se cubrió el glande con el látex y lo fue deslizando hasta que éste llegó a tocarle los pendejos negros que coronaban tan gruesa verga, toda la humedad producida por el precum quedó atrapada entre la goma y la carne de su prepucio, por lo cual tuvo que escupir abundantemente sobre su pija encapsulada en el condón para que esta nuevamente quedase resbalosa y pudiese deslizarse hacia adentro de su objetivo que en es momento era mi ojete.


    Cuando la fue a apoyar en mi agujero no sé si fue por la fuerza o por el grosor de su pija, que esta reventó el condón, le probé otro y antes de ponérselo también se rompió, no me quedó otra que arriesgarme y dejarlo que me la metiese como él quería sin nada de látex.


    La apoyó en el lugar desde donde mi mano le había impedido la entrada sin protección, fue empujando despacio pero a pesar de eso me dolió enormemente cuando su glande hubo pasado venciendo la poco resistencia que mi esfínter dilatado por sus dedos y su lengua le opuso al invasor.


    Después de la primera estocada mi esfínter se fue adaptando al grosor de su verga, cuando hubo pasado casi toda la longitud de este órgano que no tenía mucha, pero mi recto podía sentir su grosor como si le hubiesen puesto un tapón y se lo sacasen y pusiesen cada pocos segundos.


    Cuando mi esfínter terminó de dilatarse por las idas y venidas por la forma que ese órgano era obligado por su dueño a entrar y salir de allí, disfruté como quince o veinte minutos de bombeo, porque el soldado a pesar de haberse puesto extremadamente excitado precisamente no sufría de eyaculación precoz, haciendo que sus embestidas fuesen al principio muy lentas para luego ir aumentando el ritmo de estas, arremetiendo con toda la fuerza y potencia de que es capaz un joven que no llega a los 30 años.


    Yo acabé sin siquiera tocarme la verga, dado que esta permanecía apretada entre mi cuerpo y el capó, gemí como loco con la estocada final que fue la que me hizo expulsar todo lo que había acumulado en mis vesículas seminales.


    -Dale, puto gemí más, haceme gozar con tu disfrute!!!


    La carne de su verga parecía que con el rato de bombeo había adquirido más rigidez y más calor, sentí que me quemaba el recto por lo que después de acabar le dije que me la sacase porque no aguantaba más que sentía que me quemaban el culo por dentro.


    Como estaba su carne en contacto con la mía podía sentir la quemazón y al mismo tiempo los latidos de su verga, pensé que estaba por expulsar su semen porque después que le pedí que me la sacase me la metió muy profundamente con un solo empujón, eso hizo que mi verga medio marchita por la eyaculación que había tenido se redujese al mínimo tamaño no sólo por el dolor que este empujón había producido en mi interior sino por lo cansada que había quedado por eyacular tanto.


    Por suerte después de que estuvo enterrada en lo más profundo de mi ser, (es un decir porque otras vergas de mayor longitud han llegado más adentro), cuando me la sacó me di vuelta y pude ver como su oscura verga estaba totalmente enrojecida y babeante de fluidos anales y preseminales.


    La tomó con su mano y con dos o tres corridas de prepucio su verga empezó a derramar leche pareciendo un volcán en erupción, su leche tan blanca en esa verga enrojecida era un espectáculo tremendo para cualquier buen catador.


    Del agujero de esa cabezona brotaron unos interminable chorros de leche banca y espesa, al ver ese espectáculo no aguanté más metí mano a mi verga y me hice una paja antológica eyaculando por segunda vez, claro que en menor cantidad pero gozando por partida doble o triple, porque mi culo latía con cada contracción que mi verga producía con cada gota de semen que iba saliendo de ella y el otro gozo me lo produjo esa verga erupcionando de esa forma interminable.


    Después que me había dado tanto placer, no podía decirle que se bajase porque me alejaba de mi ruta, no lo podía seguir llevando en mi coche pero igualmente lo llevé hasta Pan de Azúcar donde nos despedimos.


    Al despedirnos me dio un beso en la mejilla y me dio las gracias por haberlo acercado a su destino y también me agradeció por el espléndido agasajo que mi culo le había dado a su pija hambrienta.


    Por supuesto que yo también le agradecí los interminables minutos de placer que, me habían alejado de mi camino y que me habían hecho olvidar que mi hermano me esperaba con los papeles.


    Después que se hubo bajado seguí mi marcha mientras él se quedó al lado de la ruta esperando que pasase algún otro auto que lo llevase hasta Melo, pero ese conductor no iba a ser tan afortunado como lo fui yo porque no creo que con semejante descarga de semen tuviese escondida otra reserva de iguales proporciones para agasajar a otro complaciente conductor que lo llevase hasta su casa.


    Mi hermano me esperaba muy enojado y a la a vez preocupado por si me había sucedido algún accidente en la carretera porque llegué con mas de dos horas de retraso.


    No le conté nada de lo sucedido, no porque él no supiese de mis aventuras sino para que no me pelease por lo irresponsable que era, en no dejar el placer para después del deber.




    Esa noche la pasé muy mal porque mi culo ardía no solamente por el calor que había recibido a través de esa verga sino por el estiramiento de los tejidos y del esfínter, me lo tuve que untar con una pomada suavizante, pero por suerte al no tener ese soldado una verga muy larga las lesiones fueron bastante cercanas a la salida de mí aparato digestivo evitándome lesiones internas más difíciles de curar.









    A lo mejor si hubiese usado la crema de ordeñe que me recomienda Fausto no me hubiese sucedido eso, pero yo no tengo esa clase de cremas y además cuando uno se calienta no mide las consecuencias y como todos los condones se le rompían lo dejé que me penetrase al natural.


    No me importaron o más bien ni pensé en las consecuencias que podía traerme

    ese bombeo que fue terriblemen delicioso y quemante a la vez.


    Lamentablemente no tengo fotos del soldado ni de su verga pero busqué en mis álbumes y encontré una bastante parecida que quiero que la vean mis amigos y se deleiten viéndola como me deleité yo sintiéndola dentro de mi ser.


    Aunque la verga del soldado era más oscura y más gruesa, creo que la que ese ve en la fotografía sirve para que se hagan una idea de bello ejemplar de pija que me encontré por haber cambiado la ruta habitual que hago para llegar a la casa que mi hermano tiene en la playa.

    By Anonymous Johan Strauss, at 1:59 p. m.  

  • Como me lastimas borrando mis komentarios yo ke tanto te amo recuerdas esto:

    Mientras atravesaba la ciudad iba pensando "por acá andará Fausto, si no está trabajando andará chupando alguna verga o dándole el culo a alguien que lo haga disfrutar con una apresurada y violenta cogida".

    Pero antes de contar lo del soldado con ese cartel, debo decir el motivo por el cual pasé por Pando, un lugar por el cual en muy pocas ocasiones paso por allí.


    Mi hermano Leo me llamó por teléfono desde Punta Ballena porque necesitaba unos papeles que se había olvidado en su casa de Montevideo; casi toda su familia estaba allá veraneando con él por eso no tenía a quien recurrir, pidiéndome a mí que se los llevase porque los necesitaba urgentemente.


    Pedí la tarde libre en el trabajo, pasé por su casa, luego me encaminé en mi auto hacia la casa que mi hermano tiene en la playa, pero para ahorrarme un peaje se me ocurrió pasar por Pando y después de allí tomar por la ruta Inter-balnearia para pagar un solo peaje antes de llegar a la casa de Leo.


    Como dije al principio casi nunca paso por allí, por eso me acordé de mi amigo Fausto, luego que la atravesé a la salida de esa ciudad vi a un solado con un cartel muy grande que decía "MELO"


    Inmediatamente reconocí que era un soldado por su uniforme con manchones marrones y verdes, seguí de largo muy intrigado de "el por qué" de ese cartel, pensé que estaba anunciando algo.


    Pero la curiosidad pudo más, di marcha atrás me estacioné frente a él y le pregunté que estaba anunciando.


    -No es un anuncio, el cartel significa que voy para mi casa en Melo y si algún automovilista va para allá y me quiere llevar le agradecería el favor...


    -Que lástima! Yo voy para Punta Ballena. Pero si querés te alcanzo hasta algún otro lugar más cercano a donde vas y de paso me hacés compañía...


    -Me dieron libre en le ejército y me voy a mi casa... bueno si no es molestia déjeme cerca de Atlántida y allí si tengo suerte otro coche me llevará hasta allá.


    Acepté llevarlo hasta allá porque allí yo tomaría la ruta que iba a Punta Ballena que era mi destino final.

    Andaba con su mochila y una matera de cuero de la cual extrajo un mate y un termo pero antes de ponerse a tomar su mate, como soldado bien educado me convidó cosa que no acepté por no ser de mi agrado esa bebida tan habitual en los países del MERCOSUR.


    Entre las chupadas que le daba a la bombilla de su mate me contó que tenía 28 años, una hija de tres años que vivía en Melo, pero no me habló de sí tenía esposa ni yo me atreví a preguntárselo.


    A pesar de que yo iba conduciendo de reojo lo miraba, no era muy atractivo, de ese color indefinido que tiene la gente fronteriza, entre ocre y marrón, pero los soldados aunque no sean bonitos siempre tiene un atractivo especial...


    Por eso en vez de detenerme y decirle que bajase, para luego doblar hacia Atlántida le dije que lo iba a llevar hasta San Carlos y de allí seguiría mi ruta hasta Punta Ballena.


    -Se ve que mi charla lo entretiene y para no seguir solo y aburrido me acerca más a mi casa. Gracias por llevarme más cerca.


    -Sí tenés razón para que voy a seguir solo si puedo ir en tan buena compañía...


    Conversamos un poco mas mientras él seguía tragando agua caliente la cual se iba mezclando con la yerba de su mate, tomó tantos mates que en determinado momento dijo:


    -Basta por hoy se acabó el agua!!


    -Sí querés paro en alguna estación de servicio y te llenás el termo nuevamente.


    -Nooo! Mi vejiga está por reventar, si podés pará en algún lado así puedo mear y descargar la vejiga estoy muy incómodo por las ganas de mear que me vinieron.


    Más adelante de la carretera vi un grupo de árboles, estacioné el auto allí, él bajó rápidamente se notaba que no aguantaba más, aproveché y lo seguí para hacer lo mismo aunque no tenía muchas ganas de orinar si tenía ganas de ver como era la verga de un tipo de sus características.


    Me llevé una sorpresa bárbara porque ni me imaginaba lo que iba a ver!!


    Entre sus manos ocres sostenía el glande de su pija que era una cabeza enorme y oscura!!!


    Ni lo pensé, al ver eso mi asombro me delató y mientras sacaba mi verga para orinar exclamé:


    -Todo eso es tuyo!!!!


    Él se habrá dado cuenta de mi asombro porque sonriendo y sin decir nada, la descabezó mostrándome como era el oscuro glande en que terminaba su pija, de la cual estaba saliendo un interminable y grueso chorro de orina que regaba los pastos que había entre esos árboles.

    Terminó de orinar después la guardó, yo hice lo mismo pero con más dificultad que él, me costó un poco guardarla porque mi verga se había levantado por la excitación que me había producido ver ese espectáculo de esa verga tan extraña y no entraba por la abertura de la bragueta..


    Subimos al auto sin decir una palabra de lo sucedido.


    Pero después de arrancar el coche se puso a hablar nuevamente y me dijo:


    -Vos te asombraste por lo cabezona que es mi pija, no sos el único allá en el cuartel a muchos les espanta y otros se desesperan por ella y me piden que lo coja aunque a muchos les queda el culo dolorido lo disfrutan como locos y cada vez me piden que los coja más seguido... yo no doy para tanto...


    Adentro del coche las sacó para mostrarme la cabeza sin que yo sé lo hubiese pedido, comenzó a pajearse para mostrármela parada, no sé si con la intención de cogerme o de fanfarronear demostrándome lo orgulloso que estaba con su pija.


    Un poco más adelante detuve el auto en un atajo que no pasaba nadie porque ese espectáculo así no me lo podía perder, la cabeza se le oscurecía cada vez más y la verga se le ponía más gruesa con las apretadas y movimientos de ir y venir que su mano le hacía a todo lo largo de ese trozo de carne marrón.


    Hacia mucho ruido con las jaladas que le daba a su verga, no aguanté la tentación y ni pensé que él estaba acostumbrado a que se la chupasen los compañeros del cuartel, simplemente me agaché y comencé a lamer esa barra de carne sólida que estaba adquiriendo una textura y una rigidez hermosamente disfrutables.


    Por suerte no era muy larga, porque con el grosor alcanzaba para que mi boca tuviese que hacer un gran esfuerzo par tragar eso y luego deslizarla dentro y fuera para chuparla como es debido.


    Mientras yo seguía afanosamente tratando de engullir ese palpitante órgano él comenzó a tironear de mis ropas, intentando sacármelas lo más pronto posible, yo pensé "este anda caliente porque no ve a su mujer hace tiempo y cuando llegue allá no va a tener ganas si se desquita su calentura conmigo".


    Pensé eso pero no me importó nada si cuando llegase a su pueblo no iba a tener leche para dársela a la que lo esperase allá, si lo esperaba alguien porque de mujer nunca me habló en el poco rato que incesantemente me contaba cosas suyas.


    Dejé de chupársela, más bien de lamer ese enorme glande para quitarme la ropa, en realidad solamente me saqué el pantalón y el slip al unísono él se quedó completamente desnudo invitándome a que lo imitase.


    -Dale, sácate todo... no vamos a coger con la ropa puesta... Hace días que no lo hago y ya que me calentaste no voy a esperar a llegar a mi pueblo para descargarme las bolas con una buena acabada ...


    -¿Quién te dijo que vamos a coger?


    -Nadie. Pero vos tenés una desesperación tan grande por pija como la que tengo yo por comerme un orto o cualquier agujero bien apretadito...


    Miré su cuerpo todo parejo de ese color ocre amarronado que solamente tenía un tono más claro en las partes que le cubría su calzoncillo el cual le había dejado una marca muy excitante, ese marco claro contrataba con la oscuridad de sus bolas tremendamente alargadas y de su verga gruesa extremadamente dura y parada que permanecía apuntando hacia el techo de mi coche.


    A los pocos instantes después de quedarnos ambos en bolas me dio la vuelta sin pedirme permiso y sin siquiera dejarme contemplar su cuerpo se puso a lamerme el otro desaforadamente, lo escupía y con cada escupitajo me iba introduciendo la saliva con los dedos hasta que tres de estos se perdieron allí dentro de mi estrecho canal el cual estaba siendo lubricado por sus jugos bucales y a la misma vez era dilatado por sus gruesos y ásperos dedos.


    Nos bajamos del auto porque el calor allí dentro era demasiado agobiante y además porque la excitación fue tan elevada que no pudimos resistir más esa incómoda posición allí dentro.


    Me puso sobre el capó separándome las piernas y siguió chupando mi orto como si se tratase de un caramelo, mi verga dura quedó apretada entre el frió del metal y la calidez de mí de vientre.


    Sus lamidas fueron acompasadas por unos tremendos gemidos de agitación que demostraban que el soldado estaba recontra caliente, no sé si con sus compañeros se excitaría tanto, pero conmigo se puso como loco cada vez demostrando su excitación con lamidas más profundas en las cuales su lengua era arrastrada desde mi ano bajando hasta mis bolas las cuales quedaron chorreando la abundante saliva de este tipo la cual fluía a raudales desde sus glándulas secretoras de este líquido pegajoso.


    Sus dedos entraban como nada de tanto que me había dilato el agujero, hasta que sentí que algo caliente me tocaba el orto y no eran precisamente sus dedos porque eso que había apoyado allí tenia un calor más intenso y además era mucho mas compacto y grueso que los dedos.


    Con mi mano tanteé para saber de que se trataba, ya lo presentía pero al tocar me encontré con su verga completamente empapda por su precum y le dije:


    -Pará, ponele un condón antes de metérmela!!


    -No tengo ninguno... no importa dale que te estaba por entrar.


    Lo deje de verga dura, me metí nuevamente en el coche, busqué una caja que siempre llevo en mi guantera y se la di.


    Muy torpemente se cubrió el glande con el látex y lo fue deslizando hasta que éste llegó a tocarle los pendejos negros que coronaban tan gruesa verga, toda la humedad producida por el precum quedó atrapada entre la goma y la carne de su prepucio, por lo cual tuvo que escupir abundantemente sobre su pija encapsulada en el condón para que esta nuevamente quedase resbalosa y pudiese deslizarse hacia adentro de su objetivo que en es momento era mi ojete.


    Cuando la fue a apoyar en mi agujero no sé si fue por la fuerza o por el grosor de su pija, que esta reventó el condón, le probé otro y antes de ponérselo también se rompió, no me quedó otra que arriesgarme y dejarlo que me la metiese como él quería sin nada de látex.


    La apoyó en el lugar desde donde mi mano le había impedido la entrada sin protección, fue empujando despacio pero a pesar de eso me dolió enormemente cuando su glande hubo pasado venciendo la poco resistencia que mi esfínter dilatado por sus dedos y su lengua le opuso al invasor.


    Después de la primera estocada mi esfínter se fue adaptando al grosor de su verga, cuando hubo pasado casi toda la longitud de este órgano que no tenía mucha, pero mi recto podía sentir su grosor como si le hubiesen puesto un tapón y se lo sacasen y pusiesen cada pocos segundos.


    Cuando mi esfínter terminó de dilatarse por las idas y venidas por la forma que ese órgano era obligado por su dueño a entrar y salir de allí, disfruté como quince o veinte minutos de bombeo, porque el soldado a pesar de haberse puesto extremadamente excitado precisamente no sufría de eyaculación precoz, haciendo que sus embestidas fuesen al principio muy lentas para luego ir aumentando el ritmo de estas, arremetiendo con toda la fuerza y potencia de que es capaz un joven que no llega a los 30 años.


    Yo acabé sin siquiera tocarme la verga, dado que esta permanecía apretada entre mi cuerpo y el capó, gemí como loco con la estocada final que fue la que me hizo expulsar todo lo que había acumulado en mis vesículas seminales.


    -Dale, puto gemí más, haceme gozar con tu disfrute!!!


    La carne de su verga parecía que con el rato de bombeo había adquirido más rigidez y más calor, sentí que me quemaba el recto por lo que después de acabar le dije que me la sacase porque no aguantaba más que sentía que me quemaban el culo por dentro.


    Como estaba su carne en contacto con la mía podía sentir la quemazón y al mismo tiempo los latidos de su verga, pensé que estaba por expulsar su semen porque después que le pedí que me la sacase me la metió muy profundamente con un solo empujón, eso hizo que mi verga medio marchita por la eyaculación que había tenido se redujese al mínimo tamaño no sólo por el dolor que este empujón había producido en mi interior sino por lo cansada que había quedado por eyacular tanto.


    Por suerte después de que estuvo enterrada en lo más profundo de mi ser, (es un decir porque otras vergas de mayor longitud han llegado más adentro), cuando me la sacó me di vuelta y pude ver como su oscura verga estaba totalmente enrojecida y babeante de fluidos anales y preseminales.


    La tomó con su mano y con dos o tres corridas de prepucio su verga empezó a derramar leche pareciendo un volcán en erupción, su leche tan blanca en esa verga enrojecida era un espectáculo tremendo para cualquier buen catador.


    Del agujero de esa cabezona brotaron unos interminable chorros de leche banca y espesa, al ver ese espectáculo no aguanté más metí mano a mi verga y me hice una paja antológica eyaculando por segunda vez, claro que en menor cantidad pero gozando por partida doble o triple, porque mi culo latía con cada contracción que mi verga producía con cada gota de semen que iba saliendo de ella y el otro gozo me lo produjo esa verga erupcionando de esa forma interminable.


    Después que me había dado tanto placer, no podía decirle que se bajase porque me alejaba de mi ruta, no lo podía seguir llevando en mi coche pero igualmente lo llevé hasta Pan de Azúcar donde nos despedimos.


    Al despedirnos me dio un beso en la mejilla y me dio las gracias por haberlo acercado a su destino y también me agradeció por el espléndido agasajo que mi culo le había dado a su pija hambrienta.


    Por supuesto que yo también le agradecí los interminables minutos de placer que, me habían alejado de mi camino y que me habían hecho olvidar que mi hermano me esperaba con los papeles.


    Después que se hubo bajado seguí mi marcha mientras él se quedó al lado de la ruta esperando que pasase algún otro auto que lo llevase hasta Melo, pero ese conductor no iba a ser tan afortunado como lo fui yo porque no creo que con semejante descarga de semen tuviese escondida otra reserva de iguales proporciones para agasajar a otro complaciente conductor que lo llevase hasta su casa.


    Mi hermano me esperaba muy enojado y a la a vez preocupado por si me había sucedido algún accidente en la carretera porque llegué con mas de dos horas de retraso.


    No le conté nada de lo sucedido, no porque él no supiese de mis aventuras sino para que no me pelease por lo irresponsable que era, en no dejar el placer para después del deber.




    Esa noche la pasé muy mal porque mi culo ardía no solamente por el calor que había recibido a través de esa verga sino por el estiramiento de los tejidos y del esfínter, me lo tuve que untar con una pomada suavizante, pero por suerte al no tener ese soldado una verga muy larga las lesiones fueron bastante cercanas a la salida de mí aparato digestivo evitándome lesiones internas más difíciles de curar.









    A lo mejor si hubiese usado la crema de ordeñe que me recomienda Fausto no me hubiese sucedido eso, pero yo no tengo esa clase de cremas y además cuando uno se calienta no mide las consecuencias y como todos los condones se le rompían lo dejé que me penetrase al natural.


    No me importaron o más bien ni pensé en las consecuencias que podía traerme

    ese bombeo que fue terriblemen delicioso y quemante a la vez.


    Lamentablemente no tengo fotos del soldado ni de su verga pero busqué en mis álbumes y encontré una bastante parecida que quiero que la vean mis amigos y se deleiten viéndola como me deleité yo sintiéndola dentro de mi ser.


    Aunque la verga del soldado era más oscura y más gruesa, creo que la que ese ve en la fotografía sirve para que se hagan una idea de bello ejemplar de pija que me encontré por haber cambiado la ruta habitual que hago para llegar a la casa que mi hermano tiene en la playa.

    By Anonymous Johan Strauss, at 2:00 p. m.  

  • Como me lastimas borrando mis komentarios yo ke tanto te amo recuerdas esto:

    Mientras atravesaba la ciudad iba pensando "por acá andará Fausto, si no está trabajando andará chupando alguna verga o dándole el culo a alguien que lo haga disfrutar con una apresurada y violenta cogida".

    Pero antes de contar lo del soldado con ese cartel, debo decir el motivo por el cual pasé por Pando, un lugar por el cual en muy pocas ocasiones paso por allí.


    Mi hermano Leo me llamó por teléfono desde Punta Ballena porque necesitaba unos papeles que se había olvidado en su casa de Montevideo; casi toda su familia estaba allá veraneando con él por eso no tenía a quien recurrir, pidiéndome a mí que se los llevase porque los necesitaba urgentemente.


    Pedí la tarde libre en el trabajo, pasé por su casa, luego me encaminé en mi auto hacia la casa que mi hermano tiene en la playa, pero para ahorrarme un peaje se me ocurrió pasar por Pando y después de allí tomar por la ruta Inter-balnearia para pagar un solo peaje antes de llegar a la casa de Leo.


    Como dije al principio casi nunca paso por allí, por eso me acordé de mi amigo Fausto, luego que la atravesé a la salida de esa ciudad vi a un solado con un cartel muy grande que decía "MELO"


    Inmediatamente reconocí que era un soldado por su uniforme con manchones marrones y verdes, seguí de largo muy intrigado de "el por qué" de ese cartel, pensé que estaba anunciando algo.


    Pero la curiosidad pudo más, di marcha atrás me estacioné frente a él y le pregunté que estaba anunciando.


    -No es un anuncio, el cartel significa que voy para mi casa en Melo y si algún automovilista va para allá y me quiere llevar le agradecería el favor...


    -Que lástima! Yo voy para Punta Ballena. Pero si querés te alcanzo hasta algún otro lugar más cercano a donde vas y de paso me hacés compañía...


    -Me dieron libre en le ejército y me voy a mi casa... bueno si no es molestia déjeme cerca de Atlántida y allí si tengo suerte otro coche me llevará hasta allá.


    Acepté llevarlo hasta allá porque allí yo tomaría la ruta que iba a Punta Ballena que era mi destino final.

    Andaba con su mochila y una matera de cuero de la cual extrajo un mate y un termo pero antes de ponerse a tomar su mate, como soldado bien educado me convidó cosa que no acepté por no ser de mi agrado esa bebida tan habitual en los países del MERCOSUR.


    Entre las chupadas que le daba a la bombilla de su mate me contó que tenía 28 años, una hija de tres años que vivía en Melo, pero no me habló de sí tenía esposa ni yo me atreví a preguntárselo.


    A pesar de que yo iba conduciendo de reojo lo miraba, no era muy atractivo, de ese color indefinido que tiene la gente fronteriza, entre ocre y marrón, pero los soldados aunque no sean bonitos siempre tiene un atractivo especial...


    Por eso en vez de detenerme y decirle que bajase, para luego doblar hacia Atlántida le dije que lo iba a llevar hasta San Carlos y de allí seguiría mi ruta hasta Punta Ballena.


    -Se ve que mi charla lo entretiene y para no seguir solo y aburrido me acerca más a mi casa. Gracias por llevarme más cerca.


    -Sí tenés razón para que voy a seguir solo si puedo ir en tan buena compañía...


    Conversamos un poco mas mientras él seguía tragando agua caliente la cual se iba mezclando con la yerba de su mate, tomó tantos mates que en determinado momento dijo:


    -Basta por hoy se acabó el agua!!


    -Sí querés paro en alguna estación de servicio y te llenás el termo nuevamente.


    -Nooo! Mi vejiga está por reventar, si podés pará en algún lado así puedo mear y descargar la vejiga estoy muy incómodo por las ganas de mear que me vinieron.


    Más adelante de la carretera vi un grupo de árboles, estacioné el auto allí, él bajó rápidamente se notaba que no aguantaba más, aproveché y lo seguí para hacer lo mismo aunque no tenía muchas ganas de orinar si tenía ganas de ver como era la verga de un tipo de sus características.


    Me llevé una sorpresa bárbara porque ni me imaginaba lo que iba a ver!!


    Entre sus manos ocres sostenía el glande de su pija que era una cabeza enorme y oscura!!!


    Ni lo pensé, al ver eso mi asombro me delató y mientras sacaba mi verga para orinar exclamé:


    -Todo eso es tuyo!!!!


    Él se habrá dado cuenta de mi asombro porque sonriendo y sin decir nada, la descabezó mostrándome como era el oscuro glande en que terminaba su pija, de la cual estaba saliendo un interminable y grueso chorro de orina que regaba los pastos que había entre esos árboles.

    Terminó de orinar después la guardó, yo hice lo mismo pero con más dificultad que él, me costó un poco guardarla porque mi verga se había levantado por la excitación que me había producido ver ese espectáculo de esa verga tan extraña y no entraba por la abertura de la bragueta..


    Subimos al auto sin decir una palabra de lo sucedido.


    Pero después de arrancar el coche se puso a hablar nuevamente y me dijo:


    -Vos te asombraste por lo cabezona que es mi pija, no sos el único allá en el cuartel a muchos les espanta y otros se desesperan por ella y me piden que lo coja aunque a muchos les queda el culo dolorido lo disfrutan como locos y cada vez me piden que los coja más seguido... yo no doy para tanto...


    Adentro del coche las sacó para mostrarme la cabeza sin que yo sé lo hubiese pedido, comenzó a pajearse para mostrármela parada, no sé si con la intención de cogerme o de fanfarronear demostrándome lo orgulloso que estaba con su pija.


    Un poco más adelante detuve el auto en un atajo que no pasaba nadie porque ese espectáculo así no me lo podía perder, la cabeza se le oscurecía cada vez más y la verga se le ponía más gruesa con las apretadas y movimientos de ir y venir que su mano le hacía a todo lo largo de ese trozo de carne marrón.


    Hacia mucho ruido con las jaladas que le daba a su verga, no aguanté la tentación y ni pensé que él estaba acostumbrado a que se la chupasen los compañeros del cuartel, simplemente me agaché y comencé a lamer esa barra de carne sólida que estaba adquiriendo una textura y una rigidez hermosamente disfrutables.


    Por suerte no era muy larga, porque con el grosor alcanzaba para que mi boca tuviese que hacer un gran esfuerzo par tragar eso y luego deslizarla dentro y fuera para chuparla como es debido.


    Mientras yo seguía afanosamente tratando de engullir ese palpitante órgano él comenzó a tironear de mis ropas, intentando sacármelas lo más pronto posible, yo pensé "este anda caliente porque no ve a su mujer hace tiempo y cuando llegue allá no va a tener ganas si se desquita su calentura conmigo".


    Pensé eso pero no me importó nada si cuando llegase a su pueblo no iba a tener leche para dársela a la que lo esperase allá, si lo esperaba alguien porque de mujer nunca me habló en el poco rato que incesantemente me contaba cosas suyas.


    Dejé de chupársela, más bien de lamer ese enorme glande para quitarme la ropa, en realidad solamente me saqué el pantalón y el slip al unísono él se quedó completamente desnudo invitándome a que lo imitase.


    -Dale, sácate todo... no vamos a coger con la ropa puesta... Hace días que no lo hago y ya que me calentaste no voy a esperar a llegar a mi pueblo para descargarme las bolas con una buena acabada ...


    -¿Quién te dijo que vamos a coger?


    -Nadie. Pero vos tenés una desesperación tan grande por pija como la que tengo yo por comerme un orto o cualquier agujero bien apretadito...


    Miré su cuerpo todo parejo de ese color ocre amarronado que solamente tenía un tono más claro en las partes que le cubría su calzoncillo el cual le había dejado una marca muy excitante, ese marco claro contrataba con la oscuridad de sus bolas tremendamente alargadas y de su verga gruesa extremadamente dura y parada que permanecía apuntando hacia el techo de mi coche.


    A los pocos instantes después de quedarnos ambos en bolas me dio la vuelta sin pedirme permiso y sin siquiera dejarme contemplar su cuerpo se puso a lamerme el otro desaforadamente, lo escupía y con cada escupitajo me iba introduciendo la saliva con los dedos hasta que tres de estos se perdieron allí dentro de mi estrecho canal el cual estaba siendo lubricado por sus jugos bucales y a la misma vez era dilatado por sus gruesos y ásperos dedos.


    Nos bajamos del auto porque el calor allí dentro era demasiado agobiante y además porque la excitación fue tan elevada que no pudimos resistir más esa incómoda posición allí dentro.


    Me puso sobre el capó separándome las piernas y siguió chupando mi orto como si se tratase de un caramelo, mi verga dura quedó apretada entre el frió del metal y la calidez de mí de vientre.


    Sus lamidas fueron acompasadas por unos tremendos gemidos de agitación que demostraban que el soldado estaba recontra caliente, no sé si con sus compañeros se excitaría tanto, pero conmigo se puso como loco cada vez demostrando su excitación con lamidas más profundas en las cuales su lengua era arrastrada desde mi ano bajando hasta mis bolas las cuales quedaron chorreando la abundante saliva de este tipo la cual fluía a raudales desde sus glándulas secretoras de este líquido pegajoso.


    Sus dedos entraban como nada de tanto que me había dilato el agujero, hasta que sentí que algo caliente me tocaba el orto y no eran precisamente sus dedos porque eso que había apoyado allí tenia un calor más intenso y además era mucho mas compacto y grueso que los dedos.


    Con mi mano tanteé para saber de que se trataba, ya lo presentía pero al tocar me encontré con su verga completamente empapda por su precum y le dije:


    -Pará, ponele un condón antes de metérmela!!


    -No tengo ninguno... no importa dale que te estaba por entrar.


    Lo deje de verga dura, me metí nuevamente en el coche, busqué una caja que siempre llevo en mi guantera y se la di.


    Muy torpemente se cubrió el glande con el látex y lo fue deslizando hasta que éste llegó a tocarle los pendejos negros que coronaban tan gruesa verga, toda la humedad producida por el precum quedó atrapada entre la goma y la carne de su prepucio, por lo cual tuvo que escupir abundantemente sobre su pija encapsulada en el condón para que esta nuevamente quedase resbalosa y pudiese deslizarse hacia adentro de su objetivo que en es momento era mi ojete.


    Cuando la fue a apoyar en mi agujero no sé si fue por la fuerza o por el grosor de su pija, que esta reventó el condón, le probé otro y antes de ponérselo también se rompió, no me quedó otra que arriesgarme y dejarlo que me la metiese como él quería sin nada de látex.


    La apoyó en el lugar desde donde mi mano le había impedido la entrada sin protección, fue empujando despacio pero a pesar de eso me dolió enormemente cuando su glande hubo pasado venciendo la poco resistencia que mi esfínter dilatado por sus dedos y su lengua le opuso al invasor.


    Después de la primera estocada mi esfínter se fue adaptando al grosor de su verga, cuando hubo pasado casi toda la longitud de este órgano que no tenía mucha, pero mi recto podía sentir su grosor como si le hubiesen puesto un tapón y se lo sacasen y pusiesen cada pocos segundos.


    Cuando mi esfínter terminó de dilatarse por las idas y venidas por la forma que ese órgano era obligado por su dueño a entrar y salir de allí, disfruté como quince o veinte minutos de bombeo, porque el soldado a pesar de haberse puesto extremadamente excitado precisamente no sufría de eyaculación precoz, haciendo que sus embestidas fuesen al principio muy lentas para luego ir aumentando el ritmo de estas, arremetiendo con toda la fuerza y potencia de que es capaz un joven que no llega a los 30 años.


    Yo acabé sin siquiera tocarme la verga, dado que esta permanecía apretada entre mi cuerpo y el capó, gemí como loco con la estocada final que fue la que me hizo expulsar todo lo que había acumulado en mis vesículas seminales.


    -Dale, puto gemí más, haceme gozar con tu disfrute!!!


    La carne de su verga parecía que con el rato de bombeo había adquirido más rigidez y más calor, sentí que me quemaba el recto por lo que después de acabar le dije que me la sacase porque no aguantaba más que sentía que me quemaban el culo por dentro.


    Como estaba su carne en contacto con la mía podía sentir la quemazón y al mismo tiempo los latidos de su verga, pensé que estaba por expulsar su semen porque después que le pedí que me la sacase me la metió muy profundamente con un solo empujón, eso hizo que mi verga medio marchita por la eyaculación que había tenido se redujese al mínimo tamaño no sólo por el dolor que este empujón había producido en mi interior sino por lo cansada que había quedado por eyacular tanto.


    Por suerte después de que estuvo enterrada en lo más profundo de mi ser, (es un decir porque otras vergas de mayor longitud han llegado más adentro), cuando me la sacó me di vuelta y pude ver como su oscura verga estaba totalmente enrojecida y babeante de fluidos anales y preseminales.


    La tomó con su mano y con dos o tres corridas de prepucio su verga empezó a derramar leche pareciendo un volcán en erupción, su leche tan blanca en esa verga enrojecida era un espectáculo tremendo para cualquier buen catador.


    Del agujero de esa cabezona brotaron unos interminable chorros de leche banca y espesa, al ver ese espectáculo no aguanté más metí mano a mi verga y me hice una paja antológica eyaculando por segunda vez, claro que en menor cantidad pero gozando por partida doble o triple, porque mi culo latía con cada contracción que mi verga producía con cada gota de semen que iba saliendo de ella y el otro gozo me lo produjo esa verga erupcionando de esa forma interminable.


    Después que me había dado tanto placer, no podía decirle que se bajase porque me alejaba de mi ruta, no lo podía seguir llevando en mi coche pero igualmente lo llevé hasta Pan de Azúcar donde nos despedimos.


    Al despedirnos me dio un beso en la mejilla y me dio las gracias por haberlo acercado a su destino y también me agradeció por el espléndido agasajo que mi culo le había dado a su pija hambrienta.


    Por supuesto que yo también le agradecí los interminables minutos de placer que, me habían alejado de mi camino y que me habían hecho olvidar que mi hermano me esperaba con los papeles.


    Después que se hubo bajado seguí mi marcha mientras él se quedó al lado de la ruta esperando que pasase algún otro auto que lo llevase hasta Melo, pero ese conductor no iba a ser tan afortunado como lo fui yo porque no creo que con semejante descarga de semen tuviese escondida otra reserva de iguales proporciones para agasajar a otro complaciente conductor que lo llevase hasta su casa.


    Mi hermano me esperaba muy enojado y a la a vez preocupado por si me había sucedido algún accidente en la carretera porque llegué con mas de dos horas de retraso.


    No le conté nada de lo sucedido, no porque él no supiese de mis aventuras sino para que no me pelease por lo irresponsable que era, en no dejar el placer para después del deber.




    Esa noche la pasé muy mal porque mi culo ardía no solamente por el calor que había recibido a través de esa verga sino por el estiramiento de los tejidos y del esfínter, me lo tuve que untar con una pomada suavizante, pero por suerte al no tener ese soldado una verga muy larga las lesiones fueron bastante cercanas a la salida de mí aparato digestivo evitándome lesiones internas más difíciles de curar.









    A lo mejor si hubiese usado la crema de ordeñe que me recomienda Fausto no me hubiese sucedido eso, pero yo no tengo esa clase de cremas y además cuando uno se calienta no mide las consecuencias y como todos los condones se le rompían lo dejé que me penetrase al natural.


    No me importaron o más bien ni pensé en las consecuencias que podía traerme

    ese bombeo que fue terriblemen delicioso y quemante a la vez.


    Lamentablemente no tengo fotos del soldado ni de su verga pero busqué en mis álbumes y encontré una bastante parecida que quiero que la vean mis amigos y se deleiten viéndola como me deleité yo sintiéndola dentro de mi ser.


    Aunque la verga del soldado era más oscura y más gruesa, creo que la que ese ve en la fotografía sirve para que se hagan una idea de bello ejemplar de pija que me encontré por haber cambiado la ruta habitual que hago para llegar a la casa que mi hermano tiene en la playa.

    By Anonymous Johan Strauss, at 2:01 p. m.  

  • Como me lastimas borrando mis komentarios yo ke tanto te amo recuerdas esto:

    Mientras atravesaba la ciudad iba pensando "por acá andará Fausto, si no está trabajando andará chupando alguna verga o dándole el culo a alguien que lo haga disfrutar con una apresurada y violenta cogida".

    Pero antes de contar lo del soldado con ese cartel, debo decir el motivo por el cual pasé por Pando, un lugar por el cual en muy pocas ocasiones paso por allí.


    Mi hermano Leo me llamó por teléfono desde Punta Ballena porque necesitaba unos papeles que se había olvidado en su casa de Montevideo; casi toda su familia estaba allá veraneando con él por eso no tenía a quien recurrir, pidiéndome a mí que se los llevase porque los necesitaba urgentemente.


    Pedí la tarde libre en el trabajo, pasé por su casa, luego me encaminé en mi auto hacia la casa que mi hermano tiene en la playa, pero para ahorrarme un peaje se me ocurrió pasar por Pando y después de allí tomar por la ruta Inter-balnearia para pagar un solo peaje antes de llegar a la casa de Leo.


    Como dije al principio casi nunca paso por allí, por eso me acordé de mi amigo Fausto, luego que la atravesé a la salida de esa ciudad vi a un solado con un cartel muy grande que decía "MELO"


    Inmediatamente reconocí que era un soldado por su uniforme con manchones marrones y verdes, seguí de largo muy intrigado de "el por qué" de ese cartel, pensé que estaba anunciando algo.


    Pero la curiosidad pudo más, di marcha atrás me estacioné frente a él y le pregunté que estaba anunciando.


    -No es un anuncio, el cartel significa que voy para mi casa en Melo y si algún automovilista va para allá y me quiere llevar le agradecería el favor...


    -Que lástima! Yo voy para Punta Ballena. Pero si querés te alcanzo hasta algún otro lugar más cercano a donde vas y de paso me hacés compañía...


    -Me dieron libre en le ejército y me voy a mi casa... bueno si no es molestia déjeme cerca de Atlántida y allí si tengo suerte otro coche me llevará hasta allá.


    Acepté llevarlo hasta allá porque allí yo tomaría la ruta que iba a Punta Ballena que era mi destino final.

    Andaba con su mochila y una matera de cuero de la cual extrajo un mate y un termo pero antes de ponerse a tomar su mate, como soldado bien educado me convidó cosa que no acepté por no ser de mi agrado esa bebida tan habitual en los países del MERCOSUR.


    Entre las chupadas que le daba a la bombilla de su mate me contó que tenía 28 años, una hija de tres años que vivía en Melo, pero no me habló de sí tenía esposa ni yo me atreví a preguntárselo.


    A pesar de que yo iba conduciendo de reojo lo miraba, no era muy atractivo, de ese color indefinido que tiene la gente fronteriza, entre ocre y marrón, pero los soldados aunque no sean bonitos siempre tiene un atractivo especial...


    Por eso en vez de detenerme y decirle que bajase, para luego doblar hacia Atlántida le dije que lo iba a llevar hasta San Carlos y de allí seguiría mi ruta hasta Punta Ballena.


    -Se ve que mi charla lo entretiene y para no seguir solo y aburrido me acerca más a mi casa. Gracias por llevarme más cerca.


    -Sí tenés razón para que voy a seguir solo si puedo ir en tan buena compañía...


    Conversamos un poco mas mientras él seguía tragando agua caliente la cual se iba mezclando con la yerba de su mate, tomó tantos mates que en determinado momento dijo:


    -Basta por hoy se acabó el agua!!


    -Sí querés paro en alguna estación de servicio y te llenás el termo nuevamente.


    -Nooo! Mi vejiga está por reventar, si podés pará en algún lado así puedo mear y descargar la vejiga estoy muy incómodo por las ganas de mear que me vinieron.


    Más adelante de la carretera vi un grupo de árboles, estacioné el auto allí, él bajó rápidamente se notaba que no aguantaba más, aproveché y lo seguí para hacer lo mismo aunque no tenía muchas ganas de orinar si tenía ganas de ver como era la verga de un tipo de sus características.


    Me llevé una sorpresa bárbara porque ni me imaginaba lo que iba a ver!!


    Entre sus manos ocres sostenía el glande de su pija que era una cabeza enorme y oscura!!!


    Ni lo pensé, al ver eso mi asombro me delató y mientras sacaba mi verga para orinar exclamé:


    -Todo eso es tuyo!!!!


    Él se habrá dado cuenta de mi asombro porque sonriendo y sin decir nada, la descabezó mostrándome como era el oscuro glande en que terminaba su pija, de la cual estaba saliendo un interminable y grueso chorro de orina que regaba los pastos que había entre esos árboles.

    Terminó de orinar después la guardó, yo hice lo mismo pero con más dificultad que él, me costó un poco guardarla porque mi verga se había levantado por la excitación que me había producido ver ese espectáculo de esa verga tan extraña y no entraba por la abertura de la bragueta..


    Subimos al auto sin decir una palabra de lo sucedido.


    Pero después de arrancar el coche se puso a hablar nuevamente y me dijo:


    -Vos te asombraste por lo cabezona que es mi pija, no sos el único allá en el cuartel a muchos les espanta y otros se desesperan por ella y me piden que lo coja aunque a muchos les queda el culo dolorido lo disfrutan como locos y cada vez me piden que los coja más seguido... yo no doy para tanto...


    Adentro del coche las sacó para mostrarme la cabeza sin que yo sé lo hubiese pedido, comenzó a pajearse para mostrármela parada, no sé si con la intención de cogerme o de fanfarronear demostrándome lo orgulloso que estaba con su pija.


    Un poco más adelante detuve el auto en un atajo que no pasaba nadie porque ese espectáculo así no me lo podía perder, la cabeza se le oscurecía cada vez más y la verga se le ponía más gruesa con las apretadas y movimientos de ir y venir que su mano le hacía a todo lo largo de ese trozo de carne marrón.


    Hacia mucho ruido con las jaladas que le daba a su verga, no aguanté la tentación y ni pensé que él estaba acostumbrado a que se la chupasen los compañeros del cuartel, simplemente me agaché y comencé a lamer esa barra de carne sólida que estaba adquiriendo una textura y una rigidez hermosamente disfrutables.


    Por suerte no era muy larga, porque con el grosor alcanzaba para que mi boca tuviese que hacer un gran esfuerzo par tragar eso y luego deslizarla dentro y fuera para chuparla como es debido.


    Mientras yo seguía afanosamente tratando de engullir ese palpitante órgano él comenzó a tironear de mis ropas, intentando sacármelas lo más pronto posible, yo pensé "este anda caliente porque no ve a su mujer hace tiempo y cuando llegue allá no va a tener ganas si se desquita su calentura conmigo".


    Pensé eso pero no me importó nada si cuando llegase a su pueblo no iba a tener leche para dársela a la que lo esperase allá, si lo esperaba alguien porque de mujer nunca me habló en el poco rato que incesantemente me contaba cosas suyas.


    Dejé de chupársela, más bien de lamer ese enorme glande para quitarme la ropa, en realidad solamente me saqué el pantalón y el slip al unísono él se quedó completamente desnudo invitándome a que lo imitase.


    -Dale, sácate todo... no vamos a coger con la ropa puesta... Hace días que no lo hago y ya que me calentaste no voy a esperar a llegar a mi pueblo para descargarme las bolas con una buena acabada ...


    -¿Quién te dijo que vamos a coger?


    -Nadie. Pero vos tenés una desesperación tan grande por pija como la que tengo yo por comerme un orto o cualquier agujero bien apretadito...


    Miré su cuerpo todo parejo de ese color ocre amarronado que solamente tenía un tono más claro en las partes que le cubría su calzoncillo el cual le había dejado una marca muy excitante, ese marco claro contrataba con la oscuridad de sus bolas tremendamente alargadas y de su verga gruesa extremadamente dura y parada que permanecía apuntando hacia el techo de mi coche.


    A los pocos instantes después de quedarnos ambos en bolas me dio la vuelta sin pedirme permiso y sin siquiera dejarme contemplar su cuerpo se puso a lamerme el otro desaforadamente, lo escupía y con cada escupitajo me iba introduciendo la saliva con los dedos hasta que tres de estos se perdieron allí dentro de mi estrecho canal el cual estaba siendo lubricado por sus jugos bucales y a la misma vez era dilatado por sus gruesos y ásperos dedos.


    Nos bajamos del auto porque el calor allí dentro era demasiado agobiante y además porque la excitación fue tan elevada que no pudimos resistir más esa incómoda posición allí dentro.


    Me puso sobre el capó separándome las piernas y siguió chupando mi orto como si se tratase de un caramelo, mi verga dura quedó apretada entre el frió del metal y la calidez de mí de vientre.


    Sus lamidas fueron acompasadas por unos tremendos gemidos de agitación que demostraban que el soldado estaba recontra caliente, no sé si con sus compañeros se excitaría tanto, pero conmigo se puso como loco cada vez demostrando su excitación con lamidas más profundas en las cuales su lengua era arrastrada desde mi ano bajando hasta mis bolas las cuales quedaron chorreando la abundante saliva de este tipo la cual fluía a raudales desde sus glándulas secretoras de este líquido pegajoso.


    Sus dedos entraban como nada de tanto que me había dilato el agujero, hasta que sentí que algo caliente me tocaba el orto y no eran precisamente sus dedos porque eso que había apoyado allí tenia un calor más intenso y además era mucho mas compacto y grueso que los dedos.


    Con mi mano tanteé para saber de que se trataba, ya lo presentía pero al tocar me encontré con su verga completamente empapda por su precum y le dije:


    -Pará, ponele un condón antes de metérmela!!


    -No tengo ninguno... no importa dale que te estaba por entrar.


    Lo deje de verga dura, me metí nuevamente en el coche, busqué una caja que siempre llevo en mi guantera y se la di.


    Muy torpemente se cubrió el glande con el látex y lo fue deslizando hasta que éste llegó a tocarle los pendejos negros que coronaban tan gruesa verga, toda la humedad producida por el precum quedó atrapada entre la goma y la carne de su prepucio, por lo cual tuvo que escupir abundantemente sobre su pija encapsulada en el condón para que esta nuevamente quedase resbalosa y pudiese deslizarse hacia adentro de su objetivo que en es momento era mi ojete.


    Cuando la fue a apoyar en mi agujero no sé si fue por la fuerza o por el grosor de su pija, que esta reventó el condón, le probé otro y antes de ponérselo también se rompió, no me quedó otra que arriesgarme y dejarlo que me la metiese como él quería sin nada de látex.


    La apoyó en el lugar desde donde mi mano le había impedido la entrada sin protección, fue empujando despacio pero a pesar de eso me dolió enormemente cuando su glande hubo pasado venciendo la poco resistencia que mi esfínter dilatado por sus dedos y su lengua le opuso al invasor.


    Después de la primera estocada mi esfínter se fue adaptando al grosor de su verga, cuando hubo pasado casi toda la longitud de este órgano que no tenía mucha, pero mi recto podía sentir su grosor como si le hubiesen puesto un tapón y se lo sacasen y pusiesen cada pocos segundos.


    Cuando mi esfínter terminó de dilatarse por las idas y venidas por la forma que ese órgano era obligado por su dueño a entrar y salir de allí, disfruté como quince o veinte minutos de bombeo, porque el soldado a pesar de haberse puesto extremadamente excitado precisamente no sufría de eyaculación precoz, haciendo que sus embestidas fuesen al principio muy lentas para luego ir aumentando el ritmo de estas, arremetiendo con toda la fuerza y potencia de que es capaz un joven que no llega a los 30 años.


    Yo acabé sin siquiera tocarme la verga, dado que esta permanecía apretada entre mi cuerpo y el capó, gemí como loco con la estocada final que fue la que me hizo expulsar todo lo que había acumulado en mis vesículas seminales.


    -Dale, puto gemí más, haceme gozar con tu disfrute!!!


    La carne de su verga parecía que con el rato de bombeo había adquirido más rigidez y más calor, sentí que me quemaba el recto por lo que después de acabar le dije que me la sacase porque no aguantaba más que sentía que me quemaban el culo por dentro.


    Como estaba su carne en contacto con la mía podía sentir la quemazón y al mismo tiempo los latidos de su verga, pensé que estaba por expulsar su semen porque después que le pedí que me la sacase me la metió muy profundamente con un solo empujón, eso hizo que mi verga medio marchita por la eyaculación que había tenido se redujese al mínimo tamaño no sólo por el dolor que este empujón había producido en mi interior sino por lo cansada que había quedado por eyacular tanto.


    Por suerte después de que estuvo enterrada en lo más profundo de mi ser, (es un decir porque otras vergas de mayor longitud han llegado más adentro), cuando me la sacó me di vuelta y pude ver como su oscura verga estaba totalmente enrojecida y babeante de fluidos anales y preseminales.


    La tomó con su mano y con dos o tres corridas de prepucio su verga empezó a derramar leche pareciendo un volcán en erupción, su leche tan blanca en esa verga enrojecida era un espectáculo tremendo para cualquier buen catador.


    Del agujero de esa cabezona brotaron unos interminable chorros de leche banca y espesa, al ver ese espectáculo no aguanté más metí mano a mi verga y me hice una paja antológica eyaculando por segunda vez, claro que en menor cantidad pero gozando por partida doble o triple, porque mi culo latía con cada contracción que mi verga producía con cada gota de semen que iba saliendo de ella y el otro gozo me lo produjo esa verga erupcionando de esa forma interminable.


    Después que me había dado tanto placer, no podía decirle que se bajase porque me alejaba de mi ruta, no lo podía seguir llevando en mi coche pero igualmente lo llevé hasta Pan de Azúcar donde nos despedimos.


    Al despedirnos me dio un beso en la mejilla y me dio las gracias por haberlo acercado a su destino y también me agradeció por el espléndido agasajo que mi culo le había dado a su pija hambrienta.


    Por supuesto que yo también le agradecí los interminables minutos de placer que, me habían alejado de mi camino y que me habían hecho olvidar que mi hermano me esperaba con los papeles.


    Después que se hubo bajado seguí mi marcha mientras él se quedó al lado de la ruta esperando que pasase algún otro auto que lo llevase hasta Melo, pero ese conductor no iba a ser tan afortunado como lo fui yo porque no creo que con semejante descarga de semen tuviese escondida otra reserva de iguales proporciones para agasajar a otro complaciente conductor que lo llevase hasta su casa.


    Mi hermano me esperaba muy enojado y a la a vez preocupado por si me había sucedido algún accidente en la carretera porque llegué con mas de dos horas de retraso.


    No le conté nada de lo sucedido, no porque él no supiese de mis aventuras sino para que no me pelease por lo irresponsable que era, en no dejar el placer para después del deber.




    Esa noche la pasé muy mal porque mi culo ardía no solamente por el calor que había recibido a través de esa verga sino por el estiramiento de los tejidos y del esfínter, me lo tuve que untar con una pomada suavizante, pero por suerte al no tener ese soldado una verga muy larga las lesiones fueron bastante cercanas a la salida de mí aparato digestivo evitándome lesiones internas más difíciles de curar.









    A lo mejor si hubiese usado la crema de ordeñe que me recomienda Fausto no me hubiese sucedido eso, pero yo no tengo esa clase de cremas y además cuando uno se calienta no mide las consecuencias y como todos los condones se le rompían lo dejé que me penetrase al natural.


    No me importaron o más bien ni pensé en las consecuencias que podía traerme

    ese bombeo que fue terriblemen delicioso y quemante a la vez.


    Lamentablemente no tengo fotos del soldado ni de su verga pero busqué en mis álbumes y encontré una bastante parecida que quiero que la vean mis amigos y se deleiten viéndola como me deleité yo sintiéndola dentro de mi ser.


    Aunque la verga del soldado era más oscura y más gruesa, creo que la que ese ve en la fotografía sirve para que se hagan una idea de bello ejemplar de pija que me encontré por haber cambiado la ruta habitual que hago para llegar a la casa que mi hermano tiene en la playa.

    By Anonymous Johan Strauss, at 2:02 p. m.  

  • Como me lastimas borrando mis komentarios yo ke tanto te amo recuerdas esto:

    Mientras atravesaba la ciudad iba pensando "por acá andará Fausto, si no está trabajando andará chupando alguna verga o dándole el culo a alguien que lo haga disfrutar con una apresurada y violenta cogida".

    Pero antes de contar lo del soldado con ese cartel, debo decir el motivo por el cual pasé por Pando, un lugar por el cual en muy pocas ocasiones paso por allí.


    Mi hermano Leo me llamó por teléfono desde Punta Ballena porque necesitaba unos papeles que se había olvidado en su casa de Montevideo; casi toda su familia estaba allá veraneando con él por eso no tenía a quien recurrir, pidiéndome a mí que se los llevase porque los necesitaba urgentemente.


    Pedí la tarde libre en el trabajo, pasé por su casa, luego me encaminé en mi auto hacia la casa que mi hermano tiene en la playa, pero para ahorrarme un peaje se me ocurrió pasar por Pando y después de allí tomar por la ruta Inter-balnearia para pagar un solo peaje antes de llegar a la casa de Leo.


    Como dije al principio casi nunca paso por allí, por eso me acordé de mi amigo Fausto, luego que la atravesé a la salida de esa ciudad vi a un solado con un cartel muy grande que decía "MELO"


    Inmediatamente reconocí que era un soldado por su uniforme con manchones marrones y verdes, seguí de largo muy intrigado de "el por qué" de ese cartel, pensé que estaba anunciando algo.


    Pero la curiosidad pudo más, di marcha atrás me estacioné frente a él y le pregunté que estaba anunciando.


    -No es un anuncio, el cartel significa que voy para mi casa en Melo y si algún automovilista va para allá y me quiere llevar le agradecería el favor...


    -Que lástima! Yo voy para Punta Ballena. Pero si querés te alcanzo hasta algún otro lugar más cercano a donde vas y de paso me hacés compañía...


    -Me dieron libre en le ejército y me voy a mi casa... bueno si no es molestia déjeme cerca de Atlántida y allí si tengo suerte otro coche me llevará hasta allá.


    Acepté llevarlo hasta allá porque allí yo tomaría la ruta que iba a Punta Ballena que era mi destino final.

    Andaba con su mochila y una matera de cuero de la cual extrajo un mate y un termo pero antes de ponerse a tomar su mate, como soldado bien educado me convidó cosa que no acepté por no ser de mi agrado esa bebida tan habitual en los países del MERCOSUR.


    Entre las chupadas que le daba a la bombilla de su mate me contó que tenía 28 años, una hija de tres años que vivía en Melo, pero no me habló de sí tenía esposa ni yo me atreví a preguntárselo.


    A pesar de que yo iba conduciendo de reojo lo miraba, no era muy atractivo, de ese color indefinido que tiene la gente fronteriza, entre ocre y marrón, pero los soldados aunque no sean bonitos siempre tiene un atractivo especial...


    Por eso en vez de detenerme y decirle que bajase, para luego doblar hacia Atlántida le dije que lo iba a llevar hasta San Carlos y de allí seguiría mi ruta hasta Punta Ballena.


    -Se ve que mi charla lo entretiene y para no seguir solo y aburrido me acerca más a mi casa. Gracias por llevarme más cerca.


    -Sí tenés razón para que voy a seguir solo si puedo ir en tan buena compañía...


    Conversamos un poco mas mientras él seguía tragando agua caliente la cual se iba mezclando con la yerba de su mate, tomó tantos mates que en determinado momento dijo:


    -Basta por hoy se acabó el agua!!


    -Sí querés paro en alguna estación de servicio y te llenás el termo nuevamente.


    -Nooo! Mi vejiga está por reventar, si podés pará en algún lado así puedo mear y descargar la vejiga estoy muy incómodo por las ganas de mear que me vinieron.


    Más adelante de la carretera vi un grupo de árboles, estacioné el auto allí, él bajó rápidamente se notaba que no aguantaba más, aproveché y lo seguí para hacer lo mismo aunque no tenía muchas ganas de orinar si tenía ganas de ver como era la verga de un tipo de sus características.


    Me llevé una sorpresa bárbara porque ni me imaginaba lo que iba a ver!!


    Entre sus manos ocres sostenía el glande de su pija que era una cabeza enorme y oscura!!!


    Ni lo pensé, al ver eso mi asombro me delató y mientras sacaba mi verga para orinar exclamé:


    -Todo eso es tuyo!!!!


    Él se habrá dado cuenta de mi asombro porque sonriendo y sin decir nada, la descabezó mostrándome como era el oscuro glande en que terminaba su pija, de la cual estaba saliendo un interminable y grueso chorro de orina que regaba los pastos que había entre esos árboles.

    Terminó de orinar después la guardó, yo hice lo mismo pero con más dificultad que él, me costó un poco guardarla porque mi verga se había levantado por la excitación que me había producido ver ese espectáculo de esa verga tan extraña y no entraba por la abertura de la bragueta..


    Subimos al auto sin decir una palabra de lo sucedido.


    Pero después de arrancar el coche se puso a hablar nuevamente y me dijo:


    -Vos te asombraste por lo cabezona que es mi pija, no sos el único allá en el cuartel a muchos les espanta y otros se desesperan por ella y me piden que lo coja aunque a muchos les queda el culo dolorido lo disfrutan como locos y cada vez me piden que los coja más seguido... yo no doy para tanto...


    Adentro del coche las sacó para mostrarme la cabeza sin que yo sé lo hubiese pedido, comenzó a pajearse para mostrármela parada, no sé si con la intención de cogerme o de fanfarronear demostrándome lo orgulloso que estaba con su pija.


    Un poco más adelante detuve el auto en un atajo que no pasaba nadie porque ese espectáculo así no me lo podía perder, la cabeza se le oscurecía cada vez más y la verga se le ponía más gruesa con las apretadas y movimientos de ir y venir que su mano le hacía a todo lo largo de ese trozo de carne marrón.


    Hacia mucho ruido con las jaladas que le daba a su verga, no aguanté la tentación y ni pensé que él estaba acostumbrado a que se la chupasen los compañeros del cuartel, simplemente me agaché y comencé a lamer esa barra de carne sólida que estaba adquiriendo una textura y una rigidez hermosamente disfrutables.


    Por suerte no era muy larga, porque con el grosor alcanzaba para que mi boca tuviese que hacer un gran esfuerzo par tragar eso y luego deslizarla dentro y fuera para chuparla como es debido.


    Mientras yo seguía afanosamente tratando de engullir ese palpitante órgano él comenzó a tironear de mis ropas, intentando sacármelas lo más pronto posible, yo pensé "este anda caliente porque no ve a su mujer hace tiempo y cuando llegue allá no va a tener ganas si se desquita su calentura conmigo".


    Pensé eso pero no me importó nada si cuando llegase a su pueblo no iba a tener leche para dársela a la que lo esperase allá, si lo esperaba alguien porque de mujer nunca me habló en el poco rato que incesantemente me contaba cosas suyas.


    Dejé de chupársela, más bien de lamer ese enorme glande para quitarme la ropa, en realidad solamente me saqué el pantalón y el slip al unísono él se quedó completamente desnudo invitándome a que lo imitase.


    -Dale, sácate todo... no vamos a coger con la ropa puesta... Hace días que no lo hago y ya que me calentaste no voy a esperar a llegar a mi pueblo para descargarme las bolas con una buena acabada ...


    -¿Quién te dijo que vamos a coger?


    -Nadie. Pero vos tenés una desesperación tan grande por pija como la que tengo yo por comerme un orto o cualquier agujero bien apretadito...


    Miré su cuerpo todo parejo de ese color ocre amarronado que solamente tenía un tono más claro en las partes que le cubría su calzoncillo el cual le había dejado una marca muy excitante, ese marco claro contrataba con la oscuridad de sus bolas tremendamente alargadas y de su verga gruesa extremadamente dura y parada que permanecía apuntando hacia el techo de mi coche.


    A los pocos instantes después de quedarnos ambos en bolas me dio la vuelta sin pedirme permiso y sin siquiera dejarme contemplar su cuerpo se puso a lamerme el otro desaforadamente, lo escupía y con cada escupitajo me iba introduciendo la saliva con los dedos hasta que tres de estos se perdieron allí dentro de mi estrecho canal el cual estaba siendo lubricado por sus jugos bucales y a la misma vez era dilatado por sus gruesos y ásperos dedos.


    Nos bajamos del auto porque el calor allí dentro era demasiado agobiante y además porque la excitación fue tan elevada que no pudimos resistir más esa incómoda posición allí dentro.


    Me puso sobre el capó separándome las piernas y siguió chupando mi orto como si se tratase de un caramelo, mi verga dura quedó apretada entre el frió del metal y la calidez de mí de vientre.


    Sus lamidas fueron acompasadas por unos tremendos gemidos de agitación que demostraban que el soldado estaba recontra caliente, no sé si con sus compañeros se excitaría tanto, pero conmigo se puso como loco cada vez demostrando su excitación con lamidas más profundas en las cuales su lengua era arrastrada desde mi ano bajando hasta mis bolas las cuales quedaron chorreando la abundante saliva de este tipo la cual fluía a raudales desde sus glándulas secretoras de este líquido pegajoso.


    Sus dedos entraban como nada de tanto que me había dilato el agujero, hasta que sentí que algo caliente me tocaba el orto y no eran precisamente sus dedos porque eso que había apoyado allí tenia un calor más intenso y además era mucho mas compacto y grueso que los dedos.


    Con mi mano tanteé para saber de que se trataba, ya lo presentía pero al tocar me encontré con su verga completamente empapda por su precum y le dije:


    -Pará, ponele un condón antes de metérmela!!


    -No tengo ninguno... no importa dale que te estaba por entrar.


    Lo deje de verga dura, me metí nuevamente en el coche, busqué una caja que siempre llevo en mi guantera y se la di.


    Muy torpemente se cubrió el glande con el látex y lo fue deslizando hasta que éste llegó a tocarle los pendejos negros que coronaban tan gruesa verga, toda la humedad producida por el precum quedó atrapada entre la goma y la carne de su prepucio, por lo cual tuvo que escupir abundantemente sobre su pija encapsulada en el condón para que esta nuevamente quedase resbalosa y pudiese deslizarse hacia adentro de su objetivo que en es momento era mi ojete.


    Cuando la fue a apoyar en mi agujero no sé si fue por la fuerza o por el grosor de su pija, que esta reventó el condón, le probé otro y antes de ponérselo también se rompió, no me quedó otra que arriesgarme y dejarlo que me la metiese como él quería sin nada de látex.


    La apoyó en el lugar desde donde mi mano le había impedido la entrada sin protección, fue empujando despacio pero a pesar de eso me dolió enormemente cuando su glande hubo pasado venciendo la poco resistencia que mi esfínter dilatado por sus dedos y su lengua le opuso al invasor.


    Después de la primera estocada mi esfínter se fue adaptando al grosor de su verga, cuando hubo pasado casi toda la longitud de este órgano que no tenía mucha, pero mi recto podía sentir su grosor como si le hubiesen puesto un tapón y se lo sacasen y pusiesen cada pocos segundos.


    Cuando mi esfínter terminó de dilatarse por las idas y venidas por la forma que ese órgano era obligado por su dueño a entrar y salir de allí, disfruté como quince o veinte minutos de bombeo, porque el soldado a pesar de haberse puesto extremadamente excitado precisamente no sufría de eyaculación precoz, haciendo que sus embestidas fuesen al principio muy lentas para luego ir aumentando el ritmo de estas, arremetiendo con toda la fuerza y potencia de que es capaz un joven que no llega a los 30 años.


    Yo acabé sin siquiera tocarme la verga, dado que esta permanecía apretada entre mi cuerpo y el capó, gemí como loco con la estocada final que fue la que me hizo expulsar todo lo que había acumulado en mis vesículas seminales.


    -Dale, puto gemí más, haceme gozar con tu disfrute!!!


    La carne de su verga parecía que con el rato de bombeo había adquirido más rigidez y más calor, sentí que me quemaba el recto por lo que después de acabar le dije que me la sacase porque no aguantaba más que sentía que me quemaban el culo por dentro.


    Como estaba su carne en contacto con la mía podía sentir la quemazón y al mismo tiempo los latidos de su verga, pensé que estaba por expulsar su semen porque después que le pedí que me la sacase me la metió muy profundamente con un solo empujón, eso hizo que mi verga medio marchita por la eyaculación que había tenido se redujese al mínimo tamaño no sólo por el dolor que este empujón había producido en mi interior sino por lo cansada que había quedado por eyacular tanto.


    Por suerte después de que estuvo enterrada en lo más profundo de mi ser, (es un decir porque otras vergas de mayor longitud han llegado más adentro), cuando me la sacó me di vuelta y pude ver como su oscura verga estaba totalmente enrojecida y babeante de fluidos anales y preseminales.


    La tomó con su mano y con dos o tres corridas de prepucio su verga empezó a derramar leche pareciendo un volcán en erupción, su leche tan blanca en esa verga enrojecida era un espectáculo tremendo para cualquier buen catador.


    Del agujero de esa cabezona brotaron unos interminable chorros de leche banca y espesa, al ver ese espectáculo no aguanté más metí mano a mi verga y me hice una paja antológica eyaculando por segunda vez, claro que en menor cantidad pero gozando por partida doble o triple, porque mi culo latía con cada contracción que mi verga producía con cada gota de semen que iba saliendo de ella y el otro gozo me lo produjo esa verga erupcionando de esa forma interminable.


    Después que me había dado tanto placer, no podía decirle que se bajase porque me alejaba de mi ruta, no lo podía seguir llevando en mi coche pero igualmente lo llevé hasta Pan de Azúcar donde nos despedimos.


    Al despedirnos me dio un beso en la mejilla y me dio las gracias por haberlo acercado a su destino y también me agradeció por el espléndido agasajo que mi culo le había dado a su pija hambrienta.


    Por supuesto que yo también le agradecí los interminables minutos de placer que, me habían alejado de mi camino y que me habían hecho olvidar que mi hermano me esperaba con los papeles.


    Después que se hubo bajado seguí mi marcha mientras él se quedó al lado de la ruta esperando que pasase algún otro auto que lo llevase hasta Melo, pero ese conductor no iba a ser tan afortunado como lo fui yo porque no creo que con semejante descarga de semen tuviese escondida otra reserva de iguales proporciones para agasajar a otro complaciente conductor que lo llevase hasta su casa.


    Mi hermano me esperaba muy enojado y a la a vez preocupado por si me había sucedido algún accidente en la carretera porque llegué con mas de dos horas de retraso.


    No le conté nada de lo sucedido, no porque él no supiese de mis aventuras sino para que no me pelease por lo irresponsable que era, en no dejar el placer para después del deber.




    Esa noche la pasé muy mal porque mi culo ardía no solamente por el calor que había recibido a través de esa verga sino por el estiramiento de los tejidos y del esfínter, me lo tuve que untar con una pomada suavizante, pero por suerte al no tener ese soldado una verga muy larga las lesiones fueron bastante cercanas a la salida de mí aparato digestivo evitándome lesiones internas más difíciles de curar.









    A lo mejor si hubiese usado la crema de ordeñe que me recomienda Fausto no me hubiese sucedido eso, pero yo no tengo esa clase de cremas y además cuando uno se calienta no mide las consecuencias y como todos los condones se le rompían lo dejé que me penetrase al natural.


    No me importaron o más bien ni pensé en las consecuencias que podía traerme

    ese bombeo que fue terriblemen delicioso y quemante a la vez.


    Lamentablemente no tengo fotos del soldado ni de su verga pero busqué en mis álbumes y encontré una bastante parecida que quiero que la vean mis amigos y se deleiten viéndola como me deleité yo sintiéndola dentro de mi ser.


    Aunque la verga del soldado era más oscura y más gruesa, creo que la que ese ve en la fotografía sirve para que se hagan una idea de bello ejemplar de pija que me encontré por haber cambiado la ruta habitual que hago para llegar a la casa que mi hermano tiene en la playa.

    By Anonymous Johan Strauss, at 2:04 p. m.  

  • no lastimen a el progresista, el es buena onda.

    aunque le huelen las patas.

    By Anonymous Anónimo, at 2:48 p. m.  

  • este y si ganamos la guerra contra los gay?

    By Anonymous Anónimo, at 2:48 p. m.  

  • y Todos son putos menos yo

    By Anonymous Johan Straus es gay, at 3:42 p. m.  

  • ¡Feliz día de la Mujer Die Fledermaus!

    By Anonymous Anónimo, at 3:52 p. m.  

  • regresé chicos jajaja como estan a ver hagan fila para su lechita

    By Anonymous vaquero, at 3:58 p. m.  

  • Como como...entonces el johan mentao si se come el taalo cavernoso?
    Uy, qu desilusion, tan machito que se veia...

    By Anonymous Anónimo, at 4:11 p. m.  

  • Felicidades por no tener huevos pendejas!!!

    By Anonymous Dia de la mujer, at 4:25 p. m.  

  • un liberal progresista, un hombre de izquierda, amo la libertad <---


    ¿sabes lo que eso significa?

    By Anonymous Anónimo, at 4:26 p. m.  

  • Chinga Tu MAdre

    By Anonymous Chinga tu Madre, at 4:33 p. m.  

  • Come torta... loca

    By Anonymous Luismi, at 4:37 p. m.  

  • y para esto, nos dan armas en esta milicia, o uno trae las suyos, o coo esta el pedo

    By Anonymous Anónimo, at 4:57 p. m.  

  • Freestyle para

    Yo como camote
    y me gusta el arroz con popote
    Sí, hasta al cogote
    y descarga en mi ojote

    PUTOTE!!!!!

    me gusta el bate de carne
    me la como doblada por la tarde
    no tan fuerte que me arde
    sigue asi hasta ver sangre

    PUTOTE!!!!!

    Ese soy yo.

    PUTOTE!!!!!

    Me gusta que me piquen el hoyo

    PUTOTE!!!!!

    mi hermano me pica el ano

    PUTOTE!!!!!

    peace bró.

    By Anonymous Freestyle Master., at 5:02 p. m.  

  • Necesito chetos. No odias a los que comemos chetos??

    By Anonymous Anónimo, at 5:04 p. m.  

  • y a los que se los meten en el culo?

    By Anonymous Anónimo, at 5:09 p. m.  

  • Lo que tu necesitas es bailar la cancion de "Gay Bar" de los Electric Six.

    Aqui para que te acuerdes de como va la rola.

    http://www.youtube.com/watch?v=PmosKzROuaM&search=electric%20six

    El Enmascarado Nash.

    By Anonymous Anónimo, at 5:09 p. m.  

  • joto´s jistory: presents

    el puto del gryfo y su amigou marica

    una tarde de otño iba pasando mpor el Ezkandalazo!!! cuando un wey se me acerco, me empezo a pregunta estupideses, sho sha me iba pa kuando el wey me dijo que le ayudara, me dijo: muevela papi!
    aiteba mai bich, i ke me ojrese un condon y ke lo agasho, y que me ojreshe una chela y que la agasho,
    y que me pone evrio y me empiesza a preguntar sobre mi verga: y pa ke me pregunta? mejor se la enseño, me la vio y asta le brillaron lo9s ojos : la tienes bien gruesa, as de aser sufris a kualkiera, no me haces sufrir?
    y PAZZZ!!! que le rompo la botella en la cabeza y me lo empeiezo a follar durante una hora. despues le rompi una sisha en la kabeza, lo ensierro y le prendo fuego al antro, iban pasando unos buenos nazis, me preguntaron que paso y les dije qie habia matado a un malnacdo, me uni a eshos, oooooh!!! a diario, desarmadores, latas, todo objeto cilindrico, que dilatada soy!


    johann strauss, my Fhurer!!!

    By Anonymous ash que pesha sos vos, at 5:13 p. m.  

  • ese wey de la historIA A DE SER BIEN PUTON, YO DIGO QUE SAQUE MOS NUESTROS PENES PA VER QUIEN LOS TIENE MAS SABROSON, AH, DIGO MAS GARNDE...

    By Anonymous ...y lo tienen en la LoNa, at 5:18 p. m.  

  • Coro del rap:

    "abarajame la bañera, abarajame la bañera nena"

    By Anonymous Anónimo, at 5:18 p. m.  

  • me haria gey juntarme con puros hombres?

    By Anonymous Blanqueria HFK, at 5:19 p. m.  

  • Oye has intentado meterte el dedo por el culo o tienes miedo de que te traicione???


    Ja! culo militar... seguramente de gusta meterte tu cuerno de chivo por entre los pelos de tu guango ano

    By Anonymous El verijon, at 5:20 p. m.  

  • Quien puso la cacnción Ilis kuriaki es un verdadero PUTO

    By Anonymous Anónimo, at 5:20 p. m.  

  • y si esos hombres duermen desnudos en mi cama?

    By Anonymous queres nionga?, at 5:21 p. m.  

  • cuerno?, para que?, mai frien, mas bien mi bazooka...

    By Anonymous muerto flemaduos, at 5:23 p. m.  

  • Imaginen que están en un cuarto que tiene dos puertas, una de ellas solamente dice la verdad mientras que la otra dice puras mentiras.

    La salida está detrás de una de esas puertas (no sabes cuál) y detrás de la otra hay un montón de locas que te violarán.

    Solamente puedes hacerle una pregunta a las puertas (supongamos que quieres salir, no ser violado grandísimo animal)

    ¿Qué pregunta les haces?

    By Anonymous Acertijo, at 5:24 p. m.  

  • Toc toc...

    -¿quien es?
    -yo

    Abrieron y efectivamente era él

    By Anonymous Anónimo, at 5:28 p. m.  

  • Santos acertijos Batman

    By Anonymous Robin, at 5:28 p. m.  

  • ¿Que pasaría se ponemos a Ronnie y a Fledermaus en un cuadrilatero enjaulados, desnudos y amarrados de los los pezones entre si?

    By Anonymous Anónimo, at 5:35 p. m.  

  • nada mas falta que este pendejo sea partidario del pejele

    By Anonymous Anónimo, at 5:40 p. m.  

  • por cierto al pejele tambien le gusta que le den por el culo . . .por eso no tiene vieja porque es joto el pinche lopez obrador

    By Anonymous Anónimo, at 5:41 p. m.  

  • en otras noticias sabias que a todos los homofobicos de pequeños los violo su padre mientras dormian . . .

    By Anonymous Anónimo, at 5:42 p. m.  

  • y su madre les chupaba el pito porque su padre tenia tendencias gays y no la satisfacia . . .

    By Anonymous Anónimo, at 5:44 p. m.  

  • y el sacerdote cuando los bautizo mientras le hechaban el agua les metio el dedo en el culo . . .

    By Anonymous Anónimo, at 5:46 p. m.  

  • El peje sera su nuevo presidente jotos, arrodillense y alabenlo

    By Anonymous Anónimo, at 5:48 p. m.  

  • el nuevo presidente joto??? ven . . . se los dije

    By Anonymous Anónimo, at 5:51 p. m.  

  • A ver, otro más fácil nenitas:

    Tres amigos van a comer a un restaurante, tras la comida, uno de ellos pide la cuenta, que resultan ser 30 pesos (sí, era en los tiempos de mi abuelito sucio ignorante.
    El camarero recoge los 30 pesos y se los lleva al encargado que le dice: no, a esos cóbrales solo 25 que son amigos míos.
    El camarero piensa y llega a la siguiente conclusión: Les daré 1 peso a cada uno y yo me quedaré con los otros 2 restantes porque así no tendrás discusiones con las vueltas.
    De modo que a cada uno le da su correspondiente peso y el se embolsa los 2 restantes.
    Bien, haciendo cuentas es como si cada cliente hubiera pagado 9 pesos en lugar de 10 (10 que puso cada uno - 1 peso que le devolvió el camarero a cada uno) 9x3=27, 27 pesos + los 2 que se embolsa el camarero son 29 pesos. ¿DÓNDE ESTÁ EL JOLINESJOLINESJOLINES PESO QUE FALTA?

    By Anonymous Acertijo, at 5:54 p. m.  

  • EN EL CULO DEL CAMARERO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    By Anonymous vengador anonimo, at 5:59 p. m.  

  • te lo chingo . . .

    By Anonymous Anónimo, at 6:11 p. m.  

  • jojo, yo me robé el otro peso >_<

    By Anonymous Anónimo, at 6:45 p. m.  

  • Bueno, ya no lloren, la respuesta del primer acertijo es:

    Le preguntas a cualquier puerta:
    "¿Si le pregunto a la otra puerta en dónde está la salida qué me diría?"
    Y haces lo opuesto de lo que te responda. ¿Porqué?

    1.- Le preguntas a la puerta mentirosa y la salida la tiene ella:
    Mentirosa: La verdadera te diría que la salida está tras ella

    2.- La preguntas a la mentirosa y la salida está tras la verdadera:
    Mentirosa: La verdadera te diría que la salida está tras de mí

    3.- Le preguntas a la verdadera y la salida está tras la mentirosa:
    Verdadera: La mentirosa te diría que la salida está tras de mí

    4.- Obvio. ¿o quieres que también te lo explique?

    By Anonymous acertijo, at 6:48 p. m.  

  • Tus pinches acertijos estan muy pendejos, ni que estuvieramos en el foro de terra, es el blogspot de la milicia de Johan Strauss!!! chingada madre!!

    By Anonymous Anónimo, at 8:23 p. m.  

  • Aqui Puedes encontrar a tus fans numero 1,2,3,4,5,6

    http://www.officialvillagepeople.com/

    By Anonymous Hijo prodigo, at 9:01 p. m.  

  • a ver el que traiga la riata mas sabrosa, digo, larga, digo, salada, digo...

    ay bueno ya si

    By Anonymous vaquero, at 9:13 p. m.  

  • Yo he pronosticado que AMLO sera el nuevo presidente de México y su reinado marcará la llegada del anticristo que es como el cristo pero "anti"

    By Anonymous Nostradamus, at 9:29 p. m.  

  • Hey, aquí güele a pene!

    By Anonymous Lalo Cota, at 9:38 p. m.  

  • macho macho men, yo quiero ser un macho men /bananero/

    By Anonymous embutes, at 9:54 p. m.  

  • La respuesta al segundo acertijo:
    9 pesos x 3 amigos = 27, en realidad la cuenta del restaurante costó 25 pesos + 2 pesos que se clavó el mesero = 27

    http://www.copa-pescadisco.com/teampics/conde_contar.jpg
    =D

    By Anonymous acertijo, at 9:58 p. m.  

  • Aqui encargaron 10 paquetes de jugosas y frescas ñongas? Con regalo incluido, el cd de los Village People?

    By Anonymous Tonatiuh, at 9:59 p. m.  

  • Ya bajenle a lo de los Village People, yo los escucho y no soy gay

    By Anonymous Mister, at 10:02 p. m.  

  • A ese mister se me hace que ya le tronaron el ejotito

    By Anonymous Anónimo, at 10:04 p. m.  

  • No eres gay, eres puto

    By Anonymous Anónimo, at 10:10 p. m.  

  • No soy puto, ni gay bueno, nada mas del culo

    By Anonymous Die homosexuell Fledermaus, at 10:32 p. m.  

  • No es que seas puto, solo te da comezón por dentro y quieres que alguien te rasque

    By Anonymous pompin, at 10:48 p. m.  

  • Curiosamente el hecho de que repudies la homosexualidad significa que te conmueve hasta la más profunda parte de tu ser.

    A la gente normal usualmente nos es indiferente.

    Pero en fin es tu cavidad anal y puedes hacer con ella lo que te dé placer.

    By Anonymous Normal, at 11:15 p. m.  

  • Acertijo CHINGAS TU PUTA MADRE YO TE DI LA RESPUESTA CORRECTA.

    By Anonymous vengador anonimo, at 11:35 p. m.  

  • Fledermaus, soy yo. Cleo del bar del otro dia, me encanto como me besas el escroto. Llamame.

    By Anonymous Cleito, at 12:46 a. m.  

  • cada vez que leo los posts, me dan ganas de hacerme una chaira...eso es ser gay??

    By Anonymous Anónimo, at 12:52 a. m.  

  • Tengo un burro en mi rancho y creo que me manda besos

    Mi burro es gay?

    By Anonymous vaquero, at 7:58 a. m.  

  • y si luego le respondo el beso y lo masturbo...

    mi burro es gay?

    By Anonymous vaquero, at 8:01 a. m.  

  • y si luego me tomo su semen y hago gárgaras con él...

    jajaja, que bueno que el gay es mi burro y no yo verdad

    By Anonymous vaquero, at 8:04 a. m.  

  • malditas perras de ocho chichis

    By Anonymous malditous, at 9:27 a. m.  

  • COMENTARIO DE LAS 5:13
    "ash que pesha sos vos dijo...

    joto´s jistory: presents

    el puto del gryfo y su amigou marica.

    y PAZZZ!!! que le rompo la botella en la cabeza y me lo empeiezo a follar durante una hora. despues le rompi una sisha en la kabeza, lo ensierro y le prendo fuego al antro, iban pasando unos buenos nazis, me preguntaron que paso y les dije qie habia matado a un "¡malnacido!", me uni a eshos, oooooh!!! a diario, desarmadores, latas, todo objeto cilindrico, que dilatada soy!"

    Yo se quien es ese malnacido.

    By Anonymous Anónimo, at 10:29 a. m.  

  • Mi vieja burra ya no es lo que era ya no es lo que era.

    Mi vieja burra ya no es lo que era ya no es lo que era.

    By Anonymous Anónimo, at 11:41 a. m.  

  • [B]Reportan incidente en principal instalación nuclear mexicana[/B]


    México, 9 mar (PL) La principal instalación nuclear mexicana, la central nucleoeléctrica de Laguna Verde, debió paralizar durante 12 horas la operación de uno de sus reactores como consecuencia de un inusual evento, reportaron hoy aquí medios de prensa.

    El incidente en la central, ubicada unos 70 kilómetros al norte de Veracruz, en las costa del Golfo de México, ocurrió al parecer en uno de los cables de enfriamiento en el reactor número dos, lo que motivó se activaran los sistemas de alarma.

    Sin embargo, la información sobre la hora en que registraron los hechos, así como respecto al por qué se activó el Programa de Emergencia Radiológica Externa es confusa y contradictoria, señaló el periódico La Jornada.

    Funcionarios estatales negaron que como consecuencia del desperfecto hubiera sido necesario desalojar a los trabajadores de la planta o a vecinos de los poblados aledaños y aseguraron que se trató de un incidente menor.

    Mas en opinión del director de Greenpeace México, Alejandro Calvillo, existen serias dudas sobre la real dimensión del accidente, pues se realizaron numerosas llamadas a hospitales.

    Organizaciones ambientalistas han denunciado que en 10 años de operaciones, Laguna Verde sufrió más de 60 interrupciones en su labor y alertaron sobre los riesgos que entraña la operación de esta generadora de energía eléctrica.

    La central nucleoeléctrica está compuesta por dos unidades independientes, cada una de las cuales tiene una capacidad de producción de 654 megawatts. La primera inició su operación el 14 de agosto de 1990 y la segunda el 12 de abril de 1995.

    Una nucleoeléctrica es una central térmica de producción de electricidad, cuyo principio de funcionamiento es básicamente el mismo que el de las que funcionan con carbón, combustóleo o gas: la conversión de calor en energía eléctrica.

    Según el sitio web de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y salvaguardias, éstas se distinguen de las demás centrales térmicas solamente en la primera etapa de conversión, es decir, en la forma de producir vapor.

    Mientras en las centrales convencionales el vapor se produce quemando carbón, combustóleo o gas natural, en Laguna Verde se utiliza uranio, tanto en su forma natural como enriquecido.

    mgt/mpm

    By Anonymous Hombre radioactivo, at 11:45 a. m.  

  • Las zanahorias tienen una forma muy fálica, si me como una se ve gay?

    ...

    Y si me la meto por el trasero?

    By Anonymous Anónimo, at 11:48 a. m.  

  • Este fue el examen de admisión al kinder:
    ¿Cómo partes un pastel en 8 piezas usando sólo 3 tajos del cuchillo?

    By Anonymous acertijo, at 11:58 a. m.  

  • Eres un pendejo acertijo

    By Anonymous el guason, at 12:57 p. m.  

  • si, es cierto

    By Anonymous el espantapajaros, at 12:59 p. m.  

  • ustedes dos a mi me la pelan par de putos, les meter mi sombrilla por el coño

    By Anonymous el pinguino, at 1:00 p. m.  

  • OOOOOOOHHHH!!!! QUE PLACER!!!!

    By Anonymous gatubela, at 1:01 p. m.  

  • si cae cara los dejo vivir, si cae cruz me los ensartare a todos de una embestida, va?

    By Anonymous dos-caras, at 1:02 p. m.  

  • A CALLAR PERRAS, YA LLEGO SU MERA VERGA QUE NO SE BAJA NUNCA, EMPINENSE CABRONAS!!!

    By Anonymous mr. Jrio, at 1:07 p. m.  

  • sho tambien quiero!!!

    By Anonymous batman, at 1:17 p. m.  

  • ...y si adelita ya fuera mi novia, y si Adelita ya fuera mi mujeeeerr, le compraria un vestido de seda, para llevarla a bailar al cuartel...

    By Anonymous LoNa, at 1:29 p. m.  

  • ...y si Adelita se fuera con otro, la seguiria por tierra y por maaaar , por el agua en un buque de guerra, por la tierra en un tren militar...

    By Anonymous Anónimo, at 1:31 p. m.  

  • Salieron de San Ysidro procedentes de Tijuana
    traían las llantas del carro repletas de hierba mala
    eran Emilio Varela y Camelia la Tejana.

    Pasaron por San Clemente los paró la inmigración
    les pidió sus documentos, les dijo - de dónde son?;
    ella era de San Antonio, una hembra de corazón.

    Una hembra así quiere un hombre, por el puede dar la vida
    pero hay que tener cuidado si esa hembra se siente herida
    la traición y el contrabando son cosas incompartidas.

    A Los Angeles llegaron, a Hollywood se pasaron
    en un callejón obscuro las cuatro llantas cambiaron
    ahí entregaron la hierba y ahí también les pagaron.

    Emilio dice a Camelia, hoy te das por despedida
    con la parte que te toca, tú puedes rehacer tu vida
    yo me voy pa’ San Francisco, con la dueña de mi vida.

    Sonaron siete balazos, Camelia a Emilio mataba
    la policía sólo halló una pistola tirada
    del dinero y de Camelia, nunca más se supo nada.

    By Anonymous Jabon ZOTE, at 1:33 p. m.  

  • LAS MONJITAS
    Written by Francisco Quintero/ Máximo Aguirre Music Publishing, Co.
    Performed by Exterminador

    Una troka salió de Durango a las dos o tres de la mañana.
    Dos muchachas muy chulas llevaban coca pura y también marihuana
    pero se disfrazaron de monjas paí poderla llevar a Tijuana

    Los retenes de la carretera a las monjas no las revisaban
    tal vez era respeto al Convento pero nunca se lo imaginaban
    que eran dos grandes contrabandistas que en sus barbas la droga pasaban;

    El agente que estaba de turno en aquella inspección de Nogales
    por lo visto no era muy creyente y en seguida empezó a preguntarles
    que de donde venían ñ ídis que traivanî dijo el jefe de los federales

    Muy serenas contestan las monjas, vamos rumbo de un orfanatorio
    y las cajas que ve usted en la troka son tecitos y leche de polvo
    destinados paí los huerfanitos, y si usted no lo cree pues ni modo.

    Dijo el jefe de los federales ñ ívoy a hacer el chequeo de rutina
    yo les pido disculpa hermanitas pero quiero sacarme la espina
    yo presiento que la leche en polvo ya se les convirtió en cocaínaî.

    Con un gesto de burla el agente se arrimo y les dijo a las monjitas
    -íyo lo siento por los huerfanitos, ya no van a tomar su lechita
    ahora díganme como se llaman, si no es mucha molestia hermanitasî-

    Una dijo me llamo Sor Juana la otra dijo, me llamo íSorpresaî
    y se alzaron el hábito a un tiempo y sacaron unas metralletas
    y mataron a los federales y se fueron en su camioneta.

    En Durango se buscan dos monjas que ya no han regresado al Convento
    y una cosa sí les aseguro, que llegaron con el cargamento,
    por ahí dicen que están muy pesadas, y que viven allá en Sacramento.

    By Anonymous Zest, te vuelve a vivir, at 1:34 p. m.  

  • solo una simple observacion al Sr. Die Fledremaus, a menudo las personas homofobikas ocultan su propia homosetsualidad, lo entiende o traigo las peras y manzanas.Ya dejese de mamadas, yo le recomendaria salir del closet, pa que se esconde? no sea usted un pendejo señor ya todos lo saben. y si no lo entiende pos namas vaya y chinge a su madre, hijoputa.

    By Anonymous TPCH, at 1:40 p. m.  

  • Me da pereza leer tus criticas a la vida de rechazado y homosexual que tienes. Deberian cerrar este bolg lleno de odio y patrañas.

    By Anonymous Anónimo, at 2:58 p. m.  

  • Galletas de caca para todos.

    A que horas llegan los stripers????????????

    By Anonymous culito, at 3:02 p. m.  

  • Este blog es mas popular que RBD

    By Anonymous Anónimo, at 3:34 p. m.  

  • No controles mi forma de vestir
    porque es total
    y a todo el mundo gusto

    No controles mi forma de pensar
    porque es total
    y a todos les encanta


    No controles mis vestidos
    No controles mis sentidos
    No controles mis vestidos
    No controles mis sentidos... NO...

    No controles mi forma de bailar
    porque es total
    y a todos les excita

    No controles mi forma de mirar,
    porque es total
    y a todos enamoro

    No controles mis vestidos
    No controles mis sentidos
    No controles mis vestidos
    No controles mis sentidos... NO...

    No controles mis vestidos
    No controles mis sentidos
    No controles mis vestidos
    No controles mis sentidos

    No controles mi forma de vestir
    porque es total
    y a todo el mundo gusto

    No controles mi forma de pensar
    porque es total
    y a todos les encanta

    No controles mis vestidos
    No controles mis sentidos
    No controles mis vestidos
    No controles mis sentidos... NO...

    No controles
    No controles
    No controles
    No controles

    NO
    NO
    NO

    No controles

    By Anonymous SANDRO, at 3:41 p. m.  

  • Soy el comentario número 200!!!

    a huevo!!!

    By Anonymous comentario 200, at 3:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home